(La Tercera-Pulso) Uber dio a conocer esta semana un prototipo de taxi aéreo eléctrico que empezará sus pruebas en 2020 en Estados Unidos y Dubai con el objetivo de iniciar su servicio comercial en 2028.

Uber señaló en un documento en su página web que los aparatos de despegue y aterrizaje vertical (VTOL
por sus siglas en inglés), “generarán grandes cambios a nuestras ciudades y vidas: viajes diarios más rápidos, menor congestión del tráfico y un aire más limpio en todo el mundo”.

Según la compañía de transporte, el viaje en coche entre la Marina de San Francisco y el centro de San José, en Estados Unidos, supone hoy en día dos horas. Pero con el servicio del taxi aéreo eléctrico, el viaje se acortaría a quince minutos con un coste inicial de US$129 por trayecto.

[VEA TAMBIÉN: Impulso mundial a la electromovilidad contempla subsidios y desarrollo de infraestructura]

En la actualidad, ese trayecto con UberX cuesta US$111 y con UberPool US$83. Pero Uber señaló en su documento que en el largo plazo, el precio del taxi aéreo se reduciría a US$20 para el trayecto entre San Francisco y San José.

Uber aplica los mismos cálculos a un recorrido entre el centro de Sao Paulo y los suburbios en Campinas, en Brasil. En este caso el viaje se reduciría de dos horas y diez minutos en auto a 18 minutos con el taxi aéreo, que costaría inicialmente US$153.

“La aviación a demanda tiene el potencial de radicalmente mejorar la movilidad urbana, devolviendo a las personas el tiempo perdido en sus viajes diarios”, explicó Uber. Para ello, Uber desplegaría una “red de aparatos pequeños y eléctricos” VTOL pilotados junto a “vertiports”, núcleos con múltiples plataformas para el despegue y aterrizaje de los taxis aéreos».