(El Mercurio) Enap retomará el control sobre el Contrato Especial de Operación Petrolera (CEOP) del bloque Caupolicán. Esto, luego que la Controlaría General de la República (CGR) tomó razón esta semana de la operación a través de la cual la estatal acordó con la firma de matriz neozelandesa PetroMagallanes (PMO), la adquisición del 49% de su participación en dicha explotación. Con esta operación, la petrolera logra una participación total del 99% en dicha área, ubicada en la isla de Tierra del Fuego, en Magallanes, asumiendo además el carácter de operador.

Esta compra, según la empresa, le va a permitir incorporar nuevas reservas y extender el desarrollo del gas no convencional que ha venido realizando durante los últimos años en el Bloque Arenal, lo que ha significado despejar las dudas sobre el suministro de largo plazo de la región. El Bloque Caupolicán es vecino a Arenal y la continuación geológica de este. El acuerdo entre Enap y PMO se enmarca en el objetivo de robustecer y hacer más eficiente la operación de la petrolera en Magallanes, agregó la estatal.

[VEA TAMBIÉN: Sesiona el primer directorio de Enap en el marco de nueva Ley de Gobierno Corporativo]

El gerente general de la firma, Marcelo Tokman, explicó que «la recuperación de Caupolicán representa un nuevo hito en la restauración del patrimonio de Enap, el cual hemos logrado multiplicar en más de 10 veces desde 2014. El control sobre activos estratégicos para el desarrollo energético del país permitirá proyectar nuestras operaciones en Magallanes y garantizar el suministro de gas a largo plazo».

La compra de la participación en el Bloque Caupolicán implicó un desembolso de US$ 11millones, monto que forma parte del plan de inversiones de la empresa pública en Magallanes. Desde 2014, Enap ha destinado cerca de US$ 800 millones a su operación en la zona.