(La Tercera-Pulso) El fabricante español de automóviles Seat anunció este jueves que lanzará en 2020 un vehículo 100% eléctrico, construido en  una planta alemana de su casa matriz Volkswagen, gran inversor en este tipo de  vehículos.

“Presentaremos nuestro primer vehículo completamente eléctrico, gracias a  la revolucionaria plataforma MEB desarrollada por Volkswagen. Creo que es una  gran oportunidad para Seat”, anunció el presidente de la marca española, Luca  de Meo, en una conferencia de prensa en Madrid.

Volkswagen, el número uno mundial del automóvil, prevé invertir 1.000  millones de euros para transformar su planta de Zwickau, este de Alemania, y  consagrarla totalmente a los vehículos eléctricos, donde se fabricarán varios  modelos de diferentes marcas.

[VEA TAMBIÉN: Volkswagen anuncia que a 2022 tendrá 16 plantas destinadas a autos eléctricos]

En España, las fábricas Seat construyen también otros modelos del grupo  Volkswagen, como el Audi Q3. El automóvil eléctrico de Seat poseerá una autonomía de 500 km. “Será vendido al precio de un coche normal (…), asequible a cualquier  consumidor medio europeo”, afirmó De Meo. Una versión híbrida del Seat León será igualmente fabricada en la planta de  Martorell, cerca de Barcelona (noreste).

“Invertiremos en vehículos eléctricos e híbridos porque de la manera en que  las normas están fijadas, ninguna marca podrá alcanzar sus objetivos sin ventas  sustanciales en esas dos tecnologías”, explicó De Meo, en alusión a la  reglamentación europea que obliga a los fabricantes a reducir cerca de un  tercio de las emisiones de CO2 de sus vehículos para 2021.

El gigante alemán cuenta con invertir en los próximos cinco años unos  34.000 millones de euros en investigación y desarrollo del vehículo del mañana,  eléctrico o autónomo. Prevé comercializar cada modelo en versión eléctrica para  2030, sin abandonar la producción de modelos diésel.

Ante el declive del diésel, en fuerte baja desde hace años en Europa,  numerosos fabricantes de vehículos anunciaron su intención de centrarse más en  la tecnología eléctrica, con los constructores alemanes a la cabeza de las  inversiones en ese campo.

En 2017, Seat, con sede en Cataluña, observó un alza en su cifra de  negocios de 11% a 9.500 millones de euros, con unos 470.000 vehículos vendidos.  El grupo exporta cerca del 80% de su producción.