La aplicación del blockchain en el sector energético y la importancia de incorporarlo como una herramienta tecnológica clave fue el tema central que se abordó en el panel de conversación sobre este tema, organizado por Comité Mundial de la Energía en Chile (WEC Chile en inglés), el cual contó con la participación del vicepresidente de la Web Energy Foundation (WEF) y CEO de Grid Singularity, Ed Hesse.

El blockchain o cadena de bloque, es una tecnología que permite la realización de cualquier tipo de transacción entre dos o más personas sin la necesidad de intermediarios y que se caracteriza por llevar registros inmutables, seguros y públicos.

Al evento asisitieron Pierre Devillers, presidente de WEC Chile y Country Manager de Engie Chile; Juan Ignacio Díaz, presidente y vicepresidente de WEC Chile, y Herman Bennett, economista del Massachusetts Institute of Technology (MIT), quien dio una breve introducción sobre las generalidades del blockchain. El evento convocó cerca de 200 personas ligadas al sector eléctrico en Chile.

Según Pierre Devillers, la industria de la energía se verá beneficiada con esta tecnología porque el blockchain “permitirá garantizar que las tecnologías limpias se comercialicen sin barreras, promoviendo una mejor planeación energética de infraestructura y políticas que maximicen la complementariedad de los recursos”.

“Es por eso que como WEC Chile quisimos sumarnos a este tema, reafirmando nuestro compromiso de ser una plataforma dialogante, que genere los espacios para debatir de las grandes tendencias que se están dando a nivel mundial para dar respuesta a los principales desafíos de la industria energética”, agregó Devillers, .

[VEA TAMBIÉN: Comisión Nacional de Energía se convertirá en la primera entidad pública en utilizar blockchain en Chile]

Inmersión 

En conversación con Revista ELECTRICIDAD, Hesse señaló que Chile ha liderado a todo el mundo en el diseño del mercado energético, sirviendo como ejemplo para países como Inglaterra y Alemania. Al respecto destacó: “Este es uno de los mercados más privatizados del mundo, incluso menos que en Alemania, es decir, es un campo de cultivo de perfecto para la innovación”.

Sin embargo, según informó WEC Chile en un comunicado, en el país aún no se han presentado aplicaciones masivas, pero son varias las empresas que se encuentran desarrollando proyectos, por lo que se planteó que el principal desafío será revisar temas regulatorios, legales y tributarios que permitan a futuro su implementación.

Hesse además comentó que el blockchain es un software abierto en línea, por lo que cualquier persona puede codificar sobre aplicaciones ya que “no hay ningún “gatekeeper”. En Chile hay 800 desarrolladores de software que, con una base en programación, se demoran cinco días en escribir en una aplicación. Es una tecnología muy inclusiva”, aseguró.

El experto en blockchain finalmente afirmó que su objetivo es “estimular ideas, quiero colocar un semilla en sus cabezas, lo que hagan con eso, dependerá de ellos. En este país hay mucho talento para hacerlo ustedes mismos”.