(Diario Financiero) Tras un complejo 2017, Itaú Unibanco parece ver la luz al final del túnel respecto a su participación en el financiamiento del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, a cargo de AES Gener.

Cabe recordar que tras la fusión de Itaú con Corpbanca en abril de 2016, se sumaron los créditos que ambos bancos mantenían con los controladores del proyecto, y el impacto que eso tuvo a nivel de resultados sorprendió a buena parte del mercado.

De hecho, la entidad acaparaba hasta abril pasado el 24% de la deuda total de Alto Maipo, por un total de US$ 147,1 millones, lo que los dejaba como el actor de la plaza con mayor exposición al problemático proyecto hidroeléctrico.

Y pesar de que los problemas técnicos aún mantienen en negociaciones a los controladores con los financistas para reformular el proyecto, desde la casa matriz estimaron que necesitarán menores provisiones de cara a 2018.

En una conferencia telefónica sobre los resultados correspondientes al cuarto trimestre del año pasado, Candido Bracher, presidente y CEO de Itaú Unibanco aseguró que el aumento a nivel de provisiones durante el periodo, desde un 3,6% a un 3,7%, se relacionó con «dos eventos de morosidad», aludiendo a la iniciativa energética como uno de ellos.
«El primero de ellos se relaciona a unos pocos clientes corporativos en Chile, que no se espera que se repita en los próximos trimestres», dijo Bracher.

A ello sumó el efecto de las provisiones generales que se generaron como resultado del crecimiento del portfolio individual en el último cuarto en Brasil.

De acuerdo a la información financiera de la entidad, a diciembre del año pasado, las provisiones por riesgo de crédito se habían incrementado un 35% interanual, hasta los $ 339.118 millones.

Con todo, desde la entidad proyectaron que el costo de crédito disminuya durante 2018 desde los 17.900 millones de reales actuales, a un rango entre los 12.000 y 16.000 millones de reales.

[AES Gener insiste en cambios a Alto Maipo para optimizar construcción]