Un proyecto de generación solar fotovoltaica que utiliza tres tecnologías, y que se acogió a la generación distribuida fue instalado en la Fundación Cristo Vive, que se ejecutó con una iniciativa binacional entre Chile y Alemania, que contó con la participación de 10 egresados del curso “Instalador Eléctrico Certificado y Energía Fotovoltaica” de esta organización sin fines de lucro, además de otros 10 estudiantes de la Universidad Técnica de Colonia de Alemania.

La instalación duró tres semanas, donde se incluyó el intercambio de experiencias profesionales y culturales. El financiamiento fue realizado por la organización católica Misereor de Alemania, Engie Chile y Generadoras de Chile mientras que la planificación, diseño técnico, instalación y la inscripción en el sistema “Net Billing” fue realizada por la escuela de formación de Fundación Cristo Vive.

La instalación solar cuenta con 210 paneles con 3 diferentes tecnologías (mono-cristalino, poli-cristalino y capa fina), un sistema de monitoreo (sensores de radiación, temperatura y limpieza) y una metodología de implementación didáctica (muro didáctico y aprendizaje en estaciones).

“Con esto, no solo se ahorrará un 70% del consumo eléctrico, sino también mejorará el aprendizaje práctico en terreno, para una formación de calidad de los futuros instaladores eléctricos”, informó la Fundación Cristo Vive, a través de un comunicado.

Cristo Vive apoya cada año a más de 30.000 personas en vulnerabilidad social a través de seis áreas de trabajo: Formación Laboral, Educación Inicial, Salud Familiar, Rehabilitación de Adicciones, Discapacidad Adultos y Personas en Situación de Calle. En Formación Laboral, cuenta con cinco sedes donde cada año se prepara a 1.200 alumnos en diversos oficios.

[Programa de GIZ Chile contempla 25 proyectos de generación distribuida por un total de 80 MW]