(Pulso) La bolsa chilena sigue sorprendiendo. Marcando máximos históricos todas las semanas, el IPSA está a un paso de inaugurar el nivel de los 5.500 puntos, ubicándose cómodamente entre las tres plazas que más han subido en el año.

Sin embargo, 2017 no ha sido un año feliz para todas las acciones del selectivo.

Entre las principales perdedoras está la generadora eléctrica AES Gener, que se ha visto fuertemente impactada por la situación que vive el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo.

El último día de julio de este año, la firma informó a la SVS que el proyecto había caído en un default técnico, con deudas que en el momento alcanzaban los US$613 millones.

Al cierre del lunes, las acciones de AES Gener cerraron en $227,87, con lo que acumulan una caída de 4,74% con respecto al cierre de diciembre.

En este papel, dice Aldo Morales, jefe de estudios de BICE Inversiones, “se juntan hartos temas”: por un lado, está el default técnico del proyecto, situación que aún no se resuelve, a lo que se suma la incertidumbre y potenciales costos de cierre de la planta.

Pero Alto Maipo no ha impactado solamente a AES Gener. Itaú -ligado a la familia Saieh, controladores de Copesa, empresa que edita PULSO- también ha recibido coletazos en la plaza bursátil local.

Además de ser una acción que “partió muy mal el año, porque reportó pérdidas”, explica René Le Fort, analista de renta variable de MBI, el banco se vio presionado por ser el mayor prestamista bancario de Alto Maipo, lo que ha llevado a la compañía a “sobreprovisionar”.

“En general, el banco ha visto dificultades”, explica Morales, con costos y retardos de “las sinergias” que se esperaban después de la fusión con CorpBanca.

En el año, el título bancario se ha elevado un 6,28%

Itaú también es uno de los títulos más rezagados del IPSA: junto con Entel, Cencosud y Concha y Toro completan el quinteto de papeles que han tenido el peor desempeño.

Según comentan los analistas, un elemento común que cruza los 2017 de estos cuatro títulos son las dinámicas débiles de resultados.

Junto con resultados blandos en su operación peruana, Entel ha enfrentado también un escenario desafiante en suelo doméstico, a raíz de los altos niveles de competencia que trajo consigo la portabilidad numérica. “Ha perdido participación de mercado y ha tenido que presionar sus márgenes con las políticas agresivas de precio que ha tirado la competencia”, dice Le Fort.

Cencosud -que ha subido sólo un 1,96% desde diciembre- ha desencantado al mercado con reportes impactados por sus operaciones en la región, principalmente Brasil, acota Morales. Además, agrega, el holding de Horst Paulmann no ha logrado redimir el factor regional con su operación local, dado que la industria de los supermercados ha vivido una dinámica de ventas y resultados débiles en el país.

Concha y Toro, por su parte, ha logrado crecer sólo un 6,87% durante el año. Le han jugado en contra su alta exposición al mercado británico -que no ha estado exento de turbulencias después del plebiscito que dio inicio al Brexit- y al dólar y la libra, que han perdido terreno durante el año, explica Le Fort, agregando que una “mala vendimia” ha presionado los márgenes de la viña.