(El Diario de Bolivia) El presidente de Bolivia Evo Morales inauguró ayer la Planta de Urea y Amoniaco, en la localidad de Bulo Bulo, en Cochabamba, obra que sitúa a Bolivia como industrializadora de hidrocarburos. Ayer, en acto al que asistieron mayoritariamente trabajadores de la estatal petrolera YPFB, se exhibió un gigantesco letrero que decía: “La industrialización es una realidad”.

Al acto asistió el vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, autoridades del Ejecutivo y de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. Morales recordó que la industria fue financiada con las reservas del Banco Central.
“Este es otro hecho histórico para los bolivianos, lo que me dicen los hermanos es que aquí está tecnología de punta, de primera, aquí no solamente van a trabajar, sino que aquí se van a especializar, se van a formar científicos”, remarcó Morales.

Mercados

El Estado brasileño de Mato Grosso se habría anotado para captar la mayor cantidad posible de las 600.000 toneladas año de la planta de Bulo Bulo, la cual está en condiciones de empezar a producir fertilizantes en 14 días. Pero el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, en toda su alocución de apertura, que se prolongó por casi media hora durante el acto respectivo, no hizo referencia a contrato alguno de exportación. Lo que hizo fue exponer algunas cifras del proyecto.

Brasil, Perú, Paraguay y Argentina expresaron también interés en comprar la urea boliviana aseguró, hace un par de días, el ministro Sánchez.

“Antes se importaba urea y fertilizantes, ahora se acabó. Nunca más vamos a importar fertilizantes y más bien vamos a exportar fertilizantes”, dijo el Jefe de Estado.

Emplazamiento

La planta de Urea y Amoniaco está emplazada en el municipio de Entre Ríos, en la provincia Carrasco de Cochabamba. Tiene una extensión de 5 kilómetros por uno de ancho, y se dijo que representa el proyecto industrial más importante del Gobierno de Morales.

La construcción de la planta generó más de 4.000 empleos directos y para su funcionamiento se requerirán 200 técnicos y 1.000 trabajadores más, para la etapa de comercialización y distribución de la urea.

La planta utilizará alrededor de 50 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, para transformarlos, mediante distintos procesos de combustión, en amoniaco y urea. Sánchez dijo que el abastecimiento de gas natural está garantizado hasta el año 2032, aunque dijo que se espera encontrar hasta ese año nuevos yacimientos de hidrocarburos.

La Planta, según se informó, tiene la capacidad de producir 1.200 toneladas métricas por día de amoniaco, que es la materia prima para producir 2.100 toneladas métricas por día de urea granulada.

Precios

El ministro Sánchez dijo también que la tonelada métrica de urea podría venderse entre 450 a 500 dólares, aunque un reporte del portal Index Mundi establece que el precio a junio pasado se encontraba por debajo de 200 dólares la tonelada métrica.