Reconvertir la iluminación tradicional usando tecnología LED, disminuir el consumo de energía en motores, y rediseñar procesos con miras al ahorro energético son algunos de los resultados que están logrando los participantes del Acuerdo de Producción Limpia “Puertos Región del Biobío”, que suscribieron en 2015 Talcahuano Terminal Portuario, Puerto Lirquén, Portuaria Cabo Froward, Muelles de Penco, Puerto Coronel, San Vicente Terminal Internacional y Oxiquim, con el apoyo de la Corporación Chilena de la Madera (Corma) y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC).

Para medir sus consumos de energía y de combustibles, los siete puertos de la Región del Biobío se sometieron a una auditoría energética, a partir de la cual elaboraron un plan de eficiencia energética para reducir sus consumos, bajar su huella de carbono, ser eficientes y sustentables, destaca la nota publicada por la Corma.

Emilio Uribe, gerente regional de Corma sede Biobío, señala que “con estas acciones nuestros puertos regionales, por donde se embarca el 70% de las exportaciones forestales, están marcando un hito, al aplicar medidas que disminuyen sus costos energéticos y que muestran su mayor compromiso con el medio ambiente”.

Uribe añade que “el trabajo con los puertos que apoyamos en Corma va en línea de lo que queremos mostrar y ser como actividad forestal: una industria sustentable desde las operaciones en el bosque hasta los puertos donde se exportan nuestros productos”.

Impactos

La secretaria del Comité Regional de Producción Limpia Biobío de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Glenda Montero Hinricksen, comenta que al beneficio ambiental que tienen estas iniciativas, se suma un positivo efecto en la gestión, lo que debiera reflejarse en los balances económicos de los puertos.

“Los puertos verán reflejados sus esfuerzos a partir de un estándar superior que los distinga en el rubro, y el hecho de generar estrategias para el uso eficiente de algunos recursos, como la energía, se debe traducir en una disminución en el consumo y en los costos operativos”, subraya la profesional.

[Biobío se fortalecerá como la capital logística del centro sur]

En ese contexto, Roberto Campos, encargado de Medio Ambiental de San Vicente Terminal Internacional (SVTI), comenta que su compañía ya ha aplicado tres medidas para mejorar la eficiencia energética: “capacitación de jefes de área y funcionarios en consumo de diésel, GLP y electricidad, con ayuda de profesionales del Inacap; prácticas de reducción del consumo energético y una campaña comunicacional en puntos estratégicos para difundir estos valores en nuestro puerto”, sostiene.

Similares prácticas lleva adelante el puerto de Lirquén. Marianela Grandón, encargada de Medio Ambiente de la empresa, indica que se ha trabajado en la “generación de indicadores anuales, basados en el movimiento de carga del Puerto (KwHr/Ton movilizada) y el cambio de iluminación en bodegas, patios y muelle 2”. Agrega que además se está evaluando aplicar tecnología LED en futuras construcciones e incluso “se piensa utilizar celdas solares en algunos edificios, como el de los trabajadores portuarios”.

Mientras que Jaime Alarcón, jefe del Terminal Coronel de Oxiquim, destaca que se ha logrado mayor eficiencia en el consumo de combustibles de los motores utilizados en las bombas para carga de camiones, y que también modificarán el tipo luminaria, la que sería reemplazada por LED o inducción magnética. “Son de bajo consumo y baja mantención”, asegura.

Por su parte, Paula Sepúlveda, jefa de Asuntos Públicos de Puerto Coronel, comenta que entre las acciones que ha implementado el puerto para reducir consumo energético, se reemplazó el equipo que abastece energía a la cinta transportadora para faena de descarga de astillas, por uno de mayor eficiencia. “Antes el consumo lo cubrían dos generadores que consumían 240 lts/turno de petróleo, y ahora tenemos uno que consume 160 lts/turno”, señala.

Actualmente, los siete puertos adheridos al Acuerdo se encuentran evaluando la implementación de Energías Renovables No Convencionales, a fin de generar energía limpia para sus instalaciones.