“Hoy podemos decir que un taxi eléctrico es un buen negocio. Si tomamos en cuenta que en promedio un taxi recorre 90 mil kilómetros al año, con este nivel de rendimiento, el ahorro es de $5 millones anuales por la diferencia de cargar un auto con electricidad en vez de combustible sumando además los menores costos de mantención de un vehículo eléctrico”, aseguró Claudio Seebach, vicepresidente ejecutivo de Generadoras de Chile al presentar el estudio «Escenarios de usos futuros de la energía eléctrica en Chile», encargado por la asociación gremial a la empresa E2Biz.

Según el ejecutivo, «un taxista podría recuperar la inversión adicional al comprar un auto eléctrico ($10 millones, promedio, costo de un auto a combustible versus los $24 millones de un auto eléctrico) en un período de entre tres y cuatro años, debido a que el rendimiento es de $17 por kilómetro, mientras que en uno a bencina es de $63/km».

«De esta manera, un estanque en un vehículo a combustible que hoy se llena con $31.500, en uno eléctrico su costo es de $8.500.  El estudio proyecta que en un escenario optimista donde existen incentivos para la adopción de esta tecnología, ya en el año 2033 toda la flota de taxis básicos y colectivos (hoy de 95 mil vehículos) podría ser eléctrica», agregó Seebach.

El estudio también indica que se registra una mayor eficiencia en los buses eléctricos comparados a los que usan combustibles convencional, por lo que en este tipo de vehículos «se podría recuperar la inversión adicional asociada a la compra en un período de 11 años, gracias al menor costo de operación (el costo de inversión es de $280 millones en un bus eléctrico y de $125 millones en uno diésel). Así, el valor por kilómetro recorrido alcanza los $100 en un bus eléctrico y los $200 en uno diésel, siendo además el eléctrico cuatro veces más eficiente energéticamente».

“Pensar en un Transantiago totalmente eléctrico a 2031 es 100% factible. Si bien requiere una inversión inicial adicional de cerca de US$1.500 millones, en lo operacional reducirá significativamente sus costos alcanzando ahorros por US$140 millones al año, al mismo tiempo que contribuirá a disminuir la contaminación en la Región Metropolitana y aportar al cumplimiento de los compromisos de Chile en el Acuerdo de París sobre las emisiones de cambio climático”, dijo Seebach.

Eficiencia energética

El estudio muestra que en un escenario de alta penetración de electromovilidad se «permitirá reducir el crecimiento del consumo energético del país por concepto de transporte en 37 TWh, equivalentes de energía (31.400 Teracalorías) a 2050 comparado con un caso base, lo que se traduce en que por cada unidad adicional de electricidad consumida se ahorran tres unidades de energía en combustibles fósiles, con la consecuente disminución de emisiones contaminantes y de GEI (gases efecto invernadero)».

A nivel residencial el documento sostiene que el aumento en el consumo eléctrico en los hogares en calefacción, agua caliente y cocción generará un ahorro de 7 TWh equivalente de energía (5.900 Teracalorías) a 2050, «lo que se traduce en una importante baja del consumo de leña, gas licuado y natural y kerosene».

El estudio de la asociación gremial fue comentado por el ministro de Energía, Andrés Rebolledo y por el ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena.

[Generadoras: Transantiago ahorraría US$140 millones al año con flota 100% eléctrica]