(América Economía / La Razón de Bolivia) El viceministro de Energía, Joaquín Rodríguez, explicó este martes a la Comisión de Planificación de la Cámara de Diputados las razones para adquirir un crédito de 66 millones de euros (más de US$77 millones) de la Agencia de Cooperación Francesa para la construcción de dos plantas eólicas en Tarija y Santa Cruz.

“Nuestra presencia en la comisión es para hacer una defensa del proyecto de Ley de apoyo a la inversión de energías renovables en Bolivia, que nos va permitir contraer un crédito de 66 millones de euros con la Agencia de Cooperación Frances, para el desarrollo de un proyecto eólico”, dijo a los periodistas.

La autoridad explicó que ese proyecto ayudará a diversificar las fuentes de generación de energía limpia que tiene el país.

Según esa fuente, las plantas eólicas generarán 21 megavatios en Santa Cruz y 24 megavatios en Tarija.

“Esto nos va permitir la capacidad de generación de energía y garantizar más el suministro de electricidad, o sea, habrá mayor capacidad de generación eléctrica con energías limpias”, remarcó Rodríguez.