(El Mercurio) Los pequeños actores en la distribución de combustibles están aumentando su peso en el negocio. Si bien en el mercado de las bencinas predominan Copec, Shell y Petrobras, en los últimos cinco años, las estaciones de servicio de «bandera blanca» han comprado mayores volúmenes de gasolina a la Empresa Nacional del Petróleo (Enap).

Según información entregada por la estatal, las ventas a distribuidores minoristas e industriales han crecido de manera importante en los últimos años, pasando de poco más de 10 clientes en 2011, a más de 60 el año pasado.

El gerente de Refinación y Comercialización de Enap, Marc Llambías, comenta que el volumen de ventas directas de gasolinas a pequeños distribuidores alcanzaba a 5.203 m3 al año en 2011, pero en 2016 las colocaciones en este segmento llegaron a 93.338 m3 , es decir, crecieron 18 veces en solo cinco años.

En cuanto al petróleo diésel, agrega que en 2011 las ventas alcanzaron un total de 228.527 m3, mientras en 2016 llegaron a 333.579 m3.

Fuentes de la industria comentan que el crecimiento de este sector obedece a los mejores precios que ofrecen a los clientes este tipo de estaciones, debido a que funcionan con costos de operación más bajos y un nulo gasto en publicidad. Si bien trabajan con bajos márgenes, obtienen rentabilidades con grandes volúmenes de venta. Esto explicaría el aumento de las compras a Enap.

Patios de carga

Desde la estatal comentan que también han ayudado a este segmento los proyectos de patios de carga, zonas donde los «clientes distribuidores minoristas pueden cargar sus camiones para abastecer sus propias estaciones de servicio o a sus clientes finales», explica Llambías. Cuenta que existe esta infraestructura en Linares, Maipú y Concón. Asimismo, recientemente se inauguró la renovación del patio de carga de Cabo Negro en Magallanes, y trabajan para contar con instalaciones multiproducto en San Fernando y en Hualpén.

«El mercado de los pequeños distribuidores ha crecido de manera objetiva desde la apertura de los nuevos patios de carga Enap», indica el ejecutivo. Añade que hoy, de las cerca de 1.700 estaciones de servicio que existen en Chile, unas 200 son no tradicionales.

Aunque son conocidas las estaciones «bandera blanca» en la capital -como JLC, en Quinta Normal, y Sesa, en Providencia-, muchas de ellas se ubican en sectores rurales, por lo que, en general, venden menos que el promedio.

Las ventas de gasolina a los pequeños distribuidores explican cerca del 8,3% del mercado donde Enap tiene patios de carga, dice.