(El Mercurio) “No hay antecedente alguno que pueden establecer omisiones penalmente relevantes respecto a las obligaciones de mantención”, sostuvo enfático ayer el abogado Rodrigo de la Barra, miembro del equipo defensor de Pablo Yáñez Mardones, José Reyes López y Esteban Vucetich, ejecutivos de CGE que el jueves último fueron formalizados por el delito de incendio.

La fiscalía pidió prisión preventiva tras atribuirles responsabilidad directa en cinco focos que afectaron a más de 77 mil ha en la Región de O’Higgins, lo que habría ocurrido por la falta de mantención, pese a advertencias.

Los abogados rebatieron la acusación a través de informes de peritos extranjeros y fotografías satelitales, que arrojaron diferencias con los reportes realizados por la OS-5 de Carabineros sobre la causa y origen de los focos.

“Aquello que intentó la fiscalía de dar por supuesto es errado. La forma en que estos incendios fueron originados admite dudas severas para este estándar de cautelar que está solicitando”, sostuvo el abogado Cristián Muga.

Este lunes se conocerá la decisión del tribunal. La fiscalía solicitó una nueva formalización contra estos ejecutivos, por otros dos incendios registrados en la zona.