(El Mercurio) Más de 350 kilómetros de tendido eléctrico de la Compañía General de Electricidad -CGE, controlada por la hispana Gas Natural Fenosa- se quemaron en los incendios que afectaron la zona centro-sur del país durante esta temporada estival. Además de la inversión de US$14 millones que demandó la restitución de los cables, ejecutivos y profesionales de la empresa enfrentan una investigación criminal de parte del Ministerio Público, a cargo del fiscal de la Región de O’Higgins, Emiliano Arias, dado que la ley eléctrica exige a la empresa despejar las áreas aledañas al tendido para evitar, precisamente, incendios.

Este miércoles, el persecutor formalizará a tres ejecutivos de la firma: al gerente de operaciones de CGE Distribución, Jorge Vuchetich; a Pablo Yáñez, gerente técnico de CGE de la Región de O’Higgins, y a José Reyes, jefe de Mantenimiento y Construcción CGE de Santa Cruz, por el caso del incendio ocurrido en Pumanque.

Hasta ahora CGE no se había referido al tema. Pero en esta entrevista, el gerente general del grupo eléctrico, Eduardo Apablaza, da su versión de los hechos por primera vez, y descarta cualquier responsabilidad de personal de la eléctrica en esta catástrofe.

-Los ejecutivos que serán formalizados, ¿son culpables o inocentes?

“Por supuesto que son inocentes. No resulta verosímil ni razonable que ejecutivos de la compañía tuvieran la intención de causar incendios”. “No encontramos fundamento alguno para que se les impute alguna responsabilidad penal de los hechos que se investigan”.

-La tesis de la fiscalía es que al no hacer los trabajos de mantención, se produjo el incendio. ¿Hicieron las labores correspondientes?

“Tenemos un trabajo de mantenimiento permanente. Y prueba de ello es la magnitud de las inversiones que hemos realizado en los últimos años, en que hemos invertido US$ 450 millones y eso ha impactado positivamente incluso en nuestros indicadores de calidad de suministro. Si uno lo ve a nivel de las compañías, el tiempo de interrupción ha bajado 44% entre 2015 y 2016 y eso es imposible lograrlo si no hay inversiones contundentes y actividades de mantenimiento permanente”.

-CGE tiene la mayor red del país. ¿Cómo tienen garantías de que efectivamente se hacen las mantenciones, se corta la maleza y se despejan las líneas?

“Tenemos personal e inspecciones permanentes. Hay un reemplazo de nuevas tecnologías, hemos incorporado el (cable) conductor protegido, que convive muy bien con la vegetación y es la solución que tienen las distribuidoras eléctricas en el mundo”.

-¿No hay chispazos que provoquen incendios?

“El conductor protegido ayuda a evitarlos. La mejora es estructural. En la Región de O’Higgins desde el 2014 al 2016, las actividades de mantenimiento y asignación de recursos se han triplicado”.

-¿Hay ese cable protegido en la zona donde se le sindica como responsable de los incendios?

“Hay de los dos tipos de conductor”. “Somos una empresa que tenemos un sistema de automatismo, que operan en forma instantánea cada 300 metros. Hay toda una tecnología de gestión de redes que se ocupa, además de más de 2.500 personas que trabajan a lo largo de la red”.

-¿Han hecho peritajes en la zona? ¿Saben qué provocó los incendios?

“Hemos encargado dos peritajes internacionales. Vamos a entregar los antecedentes el 12 de abril”.

-¿Qué hizo la empresa o dejó de hacer que provocara los incendios?

“Descartamos totalmente que exista una responsabilidad penal. Es una empresa donde tenemos permanentemente intervenciones, tenemos más de 100.000 operaciones al año de mantenimiento o revisión. Dentro de ese volumen de actividades, obviamente puede haber la posibilidad de un accidente sin responsabilidad penal”.

-¿Puede haber responsabilidad civil?

“Eso es materia de investigación. Hemos puesto a disposición (de la justicia) toda la información que tenemos. Contamos con toda la trazabilidad de cada uno de los alimentadores de distribución que dicen relación con los hechos que se investigan. Estamos confiados en que esto se va a esclarecer en las distintas etapas del proceso judicial”.

“Esta es una empresa que está hace 100 años, que tiene un trabajo permanente en su red de 66 mil kilómetros, que es casi 1,5 veces el perímetro de la Tierra. En esta temporada, el país se ha visto enfrentado a 4.800 incendios, las condiciones fueron extremas, y desde el primer momento estuvimos en el combate de los incendios. Multiplicamos por diez nuestra fuerza de tarea, trajimos brigadas de todo Chile, colocamos más de mil generadores en las zonas donde se interrumpió el suministro, repusimos las líneas en tiempo récord…”

Investigación a fiscal Arias: “Como compañía, apoyamos esa medida”

-Los abogados de los ejecutivos imputados solicitaron al fiscal nacional, Jorge Abbott, abrir un sumario contra Emiliano Arias. ¿Qué antecedentes sustentan esa petición, a la cual se accedió?

“Es una acción llevada adelante por la defensa de nuestros ejecutivos en el marco de sus atribuciones y derechos. Como compañía, apoyamos esa medida”.

-¿Se excedió en sus declaraciones el fiscal?

“Desde el primer momento llamamos a ser responsables y no adelantar juicios, situación que en este proceso lamentablemente no se ha producido”.

“Nuestros ejecutivos son reconocidos con trayectoria en la industria eléctrica. Hay equipos que tienen más de 17 años sin accidentes. Precisamente, el jefe de mantenimiento (José Reyes) es oriundo del lugar”.

-¿Desearían que el fiscal Arias fuera removido en el proceso?

“No puedo dar una opinión respecto a eso. Respetamos la labor de los fiscales y somos los más interesados en que la investigación se resuelva rápidamente para aclarar definitivamente la causa”.

-A fines de marzo, la Corte Suprema ordenó a CGE indemnizar a una empresa agrícola con $1.500 millones por un incendio producido en Cuncumén en 2011. ¿No es ese un antecedente de que pueden ser responsables ahora?

“En los últimos 10 años tenemos tres sentencias en el ámbito civil y la estadística de la Conaf muestra que (en ese lapso) se han producido 46.000 incendios. Si uno lo ve a nivel internacional, cualquier empresa de distribución eléctrica está expuesta a estos procesos, y si uno saca las 100.000 operaciones que hacemos al año (de mantenimiento) y si uno lo lleva a 10 años, es casi un millón; entonces, el nivel de incidencia es bajísimo. Aunque la preocupación por la seguridad es total, como cualquier actividad estamos expuestos a algún nivel de riesgo”.

Desde el primer momento llamamos a ser responsables y no adelantar juicios, situación que en este proceso lamentablemente no se ha producido”.Nuestros ejecutivos son reconocidos, con trayectoria en la industria eléctrica, con arraigo local. Hay equipos que tienen más de 17 años sin accidentes”.En los últimos 10 años tenemos tres sentencias en el ámbito civil y la estadística de la Conaf muestra que (en ese lapso) se han producido 46.000 incendios”.