(Diario Financiero) La venta de Latin American Power (LAP), donde BTG Pactual participa a través de su fondo Infraestructura II, recibió el lunes una suerte de espaldarazo de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Esto, porque el tribunal acogió un recurso presentado por LAP, el que en definitiva frenó el intento del socio minoritario que tienen en Perú, la firma de ingeniería GCZ, de que la justicia nacional frene el proceso de enajenación que está realizando la eléctrica y que ya contaría con tres interesados en la recta final.

GCZ, que tiene 15% de la filial en ese país, busca que la transacción no se concrete para poder ejercer una opción de compra sobre algunas iniciativas que están en territorio incaico.

Según un Acuerdo Marco firmado entre ambas compañías, la firma de ingeniería, cumplidos ciertos hitos, podría hacerse del 100% del capital accionario de al menos una de las sociedades de las que dependerían las distintas centrales que LAP Perú proyecta en su portafolio.

Sin embargo, las empresas mantienen diferencias respecto de la posibilidad de ejercer esta opción, por lo cual además mantienen un arbitraje en Perú.

GCZ acudió con una medida precautoria en Chile para intentar paralizar el proceso de venta, pero un juzgado local desestimó la solicitud. De todos modos, la firma apeló a la Corte de Apelaciones, acto que fue acogido por el 27º Juzgado Civil.

Ahora, con el nuevo fallo, la Corte de Apelaciones dice que es improcedente que se aceptara tal apelación.

LAP nació en 2011 y tiene activos en Chile y Perú. En 2016 comenzó el proceso de venta, el que ya estaría en etapas finales.

En el mercado se comenta que entre los que están compitiendo se encuentra la china State Power Investment Corporation (SPIC), que tiene la operación de Pacific Hydro, Colbún y un tercero que se mantiene en reserva.