(El Mercurio) Para esclarecer las causas del incendio forestal ocurrido el 13 de diciembre pasado en la comuna de Paredones en la Región de O’Higgins, la fiscalía ordenó al Departamento de Prevención de Riesgos, Forestal y Medio Ambiente de Carabineros (O.S-5) realizar un informe pericial. Este incluyó declaraciones, fotografías y la toma de muestras en el sector de la emergencia, que afectó a 15 casas y arrasó 6.291 hectáreas de bosque nativo.

El reporte -que ya está en manos de los intervinientes de la causa- estableció que las llamas se iniciaron en el fundo Santa Ana y fija como causa probable “un incidente eléctrico”. Según las conclusiones, este hecho “liberó elementos incandescentes provocándose la ignición de los combustibles con bajo contenido de humedad apostados en el sitio del suceso, desconociéndose a su vez la naturaleza de este incidente”.

En este contexto, se establece -según testigos- que “el cable central de la postación de mediana tensión se encontraba sobre la superficie, no pudiendo encontrarse dicho elemento en esta área de inicio producto de trabajos realizados en el tendido eléctrico”. A la fecha, hay 15 incendios que son investigados por estar posiblemente ligados a la misma causa.

Entre los testimonios que se adjuntan están los de afectados que dicen haber visto a funcionarios de la empresa eléctrica CGE en el lugar.

“Me percato de que en el sitio del suceso se encontraba una camioneta, color blanco (…) camisa blanca con membrete que decía CGE, quien estaba tratando de apagar el fuego con una rama verde”, señaló Hernán Mella Flores. En otra declaración, Jorge Guerrero Holch dijo: “Pude observar al llegar al sitio del suceso a trabajadores particulares y una camioneta de la empresa CGE (…) me percato que de un poste de mediana tensión, ubicado a 60 metros lineales del camino La Quebrada de la Palma, observo el cable central guateado, presuntamente cortado”.

La Compañía General de Electricidad (CGE) ha sostenido que la prestación del servicio fue conforme a la normativa y que aportarán todos los datos a la investigación.

Por la emergencia en Paredones, el fiscal regional Emiliano Arias ingresó ayer una nueva solicitud de formalización contra el gerente técnico de CGE de O’Higgins, Pablo Andrés Yáñez Mardones, y el jefe de Mantenimiento y Construcción CGE de Santa Cruz, José Reyes López, ambos por el delito de incendio previsto y sancionado en el artículo 476 N° 3 del Código Penal.