(Pulso) Luego del anuncio del promisorio plan de reactivación de Mauricio Macri sobre el yacimiento petrolero Vaca Muerta, las empresas trasandinas estarían contemplando potenciales acuerdos futuros.

El proyecto con un compromiso de inversión de US$5.000 millones por parte de las compañías implicadas, proyectaría ahora un piso de inversión superior a US$800 millones.

Y es que tras la firma de los cambios al convenio laboral, las nuevas reglas permiten presentar el yacimiento a los inversionistas de todo el mundo con grandes posibilidades de lograr acuerdos.

Hace unos días Miguel Ángel Gutiérrez, presidente de YPF comentó que asignaría unos US$2.300 millones este año a Vaca Muerta.

En tanto, según el medio argentino Cronista, American Energy (PAE), de la familia Bulgheroni, invirtió el año pasado US$1400 millones en el yacimiento petrolero y todavía no tendría calculado el plan de inversiones para 2017.

El plan de reactivación contempla un acuerdo entre el gobierno, la provincia de Neuquén, las empresas y los trabajadores para la explotación del yacimiento de energía no convencional.

“Hemos sorprendido al trabajar todos los sectores juntos en una parte importante para el futuro del país, la energía no convencional” comentó el mandatario durante la firma de los convenios.
Dificultades

En medio de la difícil tarea del actual gobierno de Cambiemos de lograr el tan ansiado despegue económico, ayer el fiscal federal Federico Delgado pidió que la investigación de los “Panama Papers”, se amplíe hacia el padre del mandatario, Franco Macri.

El objetivo sería determinar si se podría imputar o no el presunto delito de lavado de dinero.

Franco Macri es un empresario, líder de un grupo económico ligado principalmente al rubro de la construcción, apuntó hace unos meses a desvincular a su hijo de las firmas de la familia.

[Argentina anuncia acuerdo para reducir costos de producción en yacimiento Vaca Muerta]