Bloques horarios de hasta 24 horas y trimestrales, ofertas por rango de energía, exigencia de presentar informes de calificación de riesgo independientes y el aumento de las boletas de garantía de hasta 800 UF por GWh son las principales novedades que incorpora la licitación de suministro para sectores regulados que se hará este año.

Así lo informó el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, junto al secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Andrés Romero, quienes detallaron los nuevos requerimientos del proceso licitatorio, cuya presentación de ofertas está contemplada para el 11 de octubre próximo a fin de adjudicar un total de 4.200 GWh anuales, las que serán suministradas a partir de 2023.

El ministro Rebolledo dijo que «este es un proceso cuyo objetivo es seguir invitando a la mayor cantidad de actores nacionales e internacionales a participar de esta licitación pues es una prioridad sostener precios competitivos bajos. Estas bases incorporan innovaciones importantes y son el reflejo de un ejercicio relevante de transparencia, de diálogo con la industria y distintos actores, lo que nos ha permitido enriquecer este proceso con elementos que a nosotros le generará más competencia».

En esta línea Romero dijo que están preparando un road show en China, Canadá y Australia para mostrar las bases de este proceso a las empresas de esos países.

Novedades

El secretario ejecutivo de la CNE destacó las modificaciones hechas para este proceso, donde se contemplan bloques horarios por un total de 3.540 GWh anuales para suministrar en el día, entre las 8 y las 23 horas. «Aquí la innovación es que todo el bloque podrá ofertarse por horas o por 24 horas, por lo que se producirá una competencia entre distintos tipos de actores», explicó la autoridad.

Romero afirmó que, por primera vez, estará a nivel mundial, «estamos llamando a la posibilidad de que se presenten ofertas de energía por bloques trimestrales, de enero a marzo, de abril a junio, de julio a septiembre y de octubre a diciembre por un total de 640 GWh anuales, lo que permitirá complementar el mercado y hacerlo más competitivo porque estamos facilitando una oferta más conveniente de centrales del tipo minihidráulicas, eólicas y térmicas».

«De acuerdo a la modelación que hemos hecho, efectivamente hay centrales hidráulicas de pasada que tienen una provisión de agua asociada a lluvias y otra a deshielo por períodos, por lo que las que tienen un régimen más asociado a lluvias podrían hacer una mejor oferta en el trimestre de abril a junio o de julio a septiembre», planteó el secretario ejecutivo de la CNE.

A su juicio, «con los bloques horarios y trimestrales estamos extremando las condiciones de competencia, abriendo la cancha a nuevos actores que no podían participar porque no veían una ventaja competitiva para entrar a estas licitaciones».

Otra innovación del proceso «es que le estamos permitiendo a las empresas ofertar por un rango de energía en que las empresas digan qué cantidad de energía están disponibles a suministrar, lo que nos servirá para que en el proceso de adjudicación hagamos la mejor combinatoria de esta oferta de tal manera de generar el mejor mix de tamaño ofertado».

Además, Romero dijo que «para evitar que hayan ofertas especulativas en nuestros procesos, hemos sofisticado nuestro informe de calificación de riesgo, por lo que las empresas tendrán que hacer un seguimiento de este informe. Si llegan a perder la calificación de riesgo podemos terminar el contrato y cobrar todas las boletas de garantía que se han ofrecido».

También se aumentó el monto de las boletas de garantía, de 400 a 800 UF por GWh para los proyectos de generación que se presenten, mientras que las boletas por la seriedad de la oferta pasarán de 100 a 200 UF por GWh; por fiel cumplimiento suben de 300 a 600 GWh y las multas aumentan de 15 a 30 UF por MWh.

[Andrés Rebolledo, ministro de Energía: “Hoy día hay más voluntades políticas de interconexión en Perú y Argentina”]