Soluciones térmicas para viviendas y convertidores fotovoltaicos de energía solar fueron los dos ganadores, en la categoría de pre y posgrado, respectivamente, de la II versión del Concurso de Innovación en Eficiencia Energética de ABB en Chile, por lo que los estudiantes que inventaron estas soluciones viajarán a Suiza y Suecia correspondientemente para conocer las fábricas que tiene la empresa en estos países.

La ceremonia de premiación fue encabezada por el ministro de Energía, Andrés Rebolledo; Marcelo Schumacker, Country manager director de ABB en Chile; Diego Lizana, director ejecutivo de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, y los embajadores de Suiza y Suecia en Chile, Edgar Dörig y Jakob Kiefer, respectivamente.

El premio en la categoría pre grado fue realizado por Carlos Rojas, estudiante de ingeniería en Construcción de la Universidad de la Frontera y consiste en usar materiales residuales de los cultivos de trigo, avena y maíz como aislante térmico para viviendas, mientras que el primer lugar en la categoría de posgrado fue para Williams Flores por haber creado un micro-inversor submodular que optimiza la conversión de energía solar fotovoltaica, otorgando mayor eficiencia al proceso.

Carlos Rojas viajará este mes a Suiza, pudiendo optar a prácticas pre profesionales en ABB en Chile y a equipos de la empresa en comodato a la Universidad de la Frontera. Williams Flores, por su parte, viajará el 28 de enero a las instalaciones de la compañía en Suecia donde tendrá la posibilidad de participar en alguno de los cursos que imparte ABB University en Chile para sus clientes.

Innovación

El ministro Andrés Rebolledo destacó los proyectos que fueron presentados en la competencia, señalando que son una contribución para el desarrollo de la innovación en eficiencia energética dentro del país mediante la «conexión del mundo de la académica y los estudiantes con el desarrollo tecnológico de las empresas».

«El tema de la eficiencia energética es una prioridad para nosotros y tenemos grandes objetivos en nuestra política energética a futuro, en que la meta es tener un desacople más estructural y sistémico entre el crecimiento económico y el consumo eléctrico», precisó la autoridad.

Marcelo Schumacker, por su lado, señaló la importancia de este concurso para buscar nuevas aplicaciones de eficiencia energética en los sectores productivos del país. «El foco de nuestra política de responsabilidad social empresarial apunta precisamente a la educación, la formación de nuestro principal capital que son los jóvenes, quienes liderarán los cambios en la forma que usamos y aprovechamos la energía».

El ejecutivo destacó los convenios que ha establecido ABB University en Chile con la Universidad de Chile, Universidad Católica, Universidad de Santiago y la Universidad Técnica Federico Santa María, señalando que las instalaciones de la empresas están abiertas a los estudiantes.

[Experto finlandés: “Chile encabeza la tendencia hacia subestaciones automatizadas en Sudamérica”]