(Diario Financiero) Tras una investigación de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), Enel Distribución (ex Chilectra) se comprometió a poner fin a la práctica anticompetitiva de subsidiar equipos eléctricos de calefacción y de agua caliente (termos eléctricos) a las empresas inmobiliarias y constructoras para algunos proyectos habitacionales.

Los equipos entregados sin costo, eran financiados con los ingresos obtenidos por el consumo eléctrico del cliente final. El subsidio estaba condicionado a que el beneficiario también adquiriera a Enel otros productos y/o servicios adicionales ofrecidos por dicha empresa.

[Enel Distribución destacó instalación de 50.000 medidores inteligentes en 2016]