(Pulso) Un impacto de US$9,5 millones anticipó Engie Energía Chile -ex E-CL- como consecuencia de la falla detectada en la turbina a gas de la unidad 16 de la Central Tocopilla, y que la mantienen paralizada desde principios de diciembre.

Paralización que se extendería por al menos un mes y medio, según indicaron desde la empresa.

Y es que el 1 de diciembre pasado la cuarta generadora de Chile informó vía hecho esencial que durante el mantenimiento programado de la central se detectó la falla en piezas de la turbina de gas, por causas que aún están siendo investigadas.

Sin embargo, ayer la empresa sinceró sus estimaciones, e indicó que “se prevé que la referida unidad estará fuera de servicio hasta el día 15 de enero de 2017 y que el impacto de este siniestro en los resultados del ejercicio 2016 después de impuesto, antes de cualquier indemnización de los seguros, se estima en aproximadamente US$9,5 millones”, dijo el gerente general de Engie Energía Chile, Axel Leveque.

Y añadió: “respecto al seguro, ya se han efectuado las presentaciones de rigor a la compañía de seguros, encontrándose la sociedad en el proceso para establecer la causa del problema, y no existiendo por el momento antecedentes que hagan suponer que este hecho no será indemnizado por los seguros contratados”.

La liquidación del seguro se concretaría en 2017.

La unidad 16 de la Central Tocopilla es la más poderosa y eficiente del sistema del Norte Grande (CDEC SIC), con una capacidad de 1.197 GWh, al tiempo que es la que tiene mayor capacidad al interior del complejo.

No obstante, consultadas fuentes del sistema, durante el tiempo que no ha estado operando no se ha notado un efecto negativo en él. Sin embargo, lo anterior no se ha reflejó en las cifras, ya que el costo marginal promedio de noviembre de 2016 en la barra Crucero 220 kV fue de 60,3 US$/MWh, y durante la última semana, en la misma barra el costo marginal fue de 76,5 US$/MWh.

[2016: el año en que el sector energético vio la luz]