(Estrategia) El grupo español Ibereólica Renovables (antes Grupo Aprovechamientos Energéticos) ha obtenido financiaciamiento por US$150 millones (143 millones de euros) para instalar un parque eólico en Chile, el primero de la empresa que entra en fase de construcción en Latinoamérica, según informó la empresa española.

El proyecto, de 115,5 megavatios, en el que también participa el grupo francés EDF, pertenece al complejo Cabo Leones, que contará con 544 megavatios y se desarrolla en la región de Atacama.

El financiamiento ha sido otorgado por el grupo japonés Sumitomo, el francés Crédit Agricole y la entidad noruega DNB.

Esta primera fase del Parque Eólico Cabo Leones I, en la que se instalarán 115,5 megavatios de los 170 autorizados, cuenta con un contrato a largo plazo con las principales distribuidoras de Chile para el suministro de energía durante veinte años a contar de 2017.

La sociedad promotora, en la que el grupo francés EDF tiene una participación del 50%, se adjudicó la licitación resuelta por las autoridades chilenas en octubre de 2015.

Los aerogeneradores son suministrados por Gamesa y las instalaciones están siendo construidas por Ferrovial. Un segundo parque eólico del proyecto Cabo Leones, de 204 megavatios, cuenta con la participación de Gas Natural Fenosa (51%). El tercer parque eólico del complejo, de 170 megavatios, será desarrollado en solitario por Ibereólica Renovables.

Estos dos últimos proyectos, que estarán operativos a finales de 2020, cuentan con un contrato de suministro de energía de veinte años a partir de enero de 2021.

Ibereólica Renovables, a través de su filial chilena Ibereólica Renovables Chile, desarrolla adicionalmente un proyecto fotovoltaico de 446 megavatios y un proyecto híbrido eólico-fotovoltaico de 412,5 megavatios, ambos en la región de Antofagasta.

[Gobierno define empresas afectas al impuesto verde]