(El Mercurio) Ayer, y luego de que se aprobara el cambio de nombre de Enersis, Endesa y Chilectra por Enel Chile, Generación y Distribución, respectivamente, la compañía concretó el cambio de imagen en Santa Rosa 76.

Según comentó el gerente general de Enel Chile, Nicola Cotugno, esta modificación «significa replantear sustancialmente el enfoque que tenemos en cómo hacemos nuestro negocio, aunque siempre será en generación y distribución». La firma controlada por la italiana Enel buscará crear valor compartido en cada proyecto que haga, dijo el ejecutivo: «queremos entregar cosas que sean seguras como negocios para nosotros, pero que también lleven valor a la comunidad».

Explicó que las personas «en el mundo más digital, quiere ver de verdad el valor que se crea, y que no significa entregar dinero, sino que tiene que estar basado en el valor, por lo que es algo mucho más sofisticado y responsable de parte nuestra».

Empresa compraría Celg en Brasil

Enersis Américas anunció ayer que su filial Enel Brasil presentó la mejor oferta financiera para la adquisición del 94,8% de Celg Distribución, empresa que opera en el estado brasileño de Goiás y que hoy es propiedad del gobierno, que realizó la licitación a través del banco nacional de desarrollo BNDES para la privatización de la empresa.

Por el activo, la firma controlada por Enel ofertó cerca de US$ 640 millones. La adjudicación está sujeta a una evaluación técnica hecha por el banco primero, y luego por la aprobación de la autoridad antimonopolio CADE y del regulador eléctrico Aneel. El 20 de diciembre, el gobierno brasileño debería anunciar el ganador de la subasta y la firma de contrato se concretaría durante el primer trimestre del próximo año.

Con esta compra, la base de clientes de Enel en Brasil pasaría de 7 a 10 millones. La distribuidora cubre más de 337 mil kilómetros cuadrados y tiene una concesión vigente hasta 2045 y 2,9 millones de clientes.

[Minoritarios de Endesa en alerta por planes de Enel]