El gerente general de Alumini, Andrés Castro, dijo que para suministrar energía de manera más eficiente y limpia tanto a las personas como a las pequeñas y medianas empresas, es necesario cambiar el actual modelo de negocio de las empresas eléctricas y a largo plazo, modificar la manera en que las personas acceden a la electricidad, situación que hoy está dada por el modelo de generación, transmisión y distribución.

“La mejor respuesta es cambiar el modelo, romper el paradigma y permitir que los clientes regulados puedan negociar directamente con las generadoras, sin mediar las distribuidoras ni las transmisoras”, a lo que agregó que “el marco regulatorio actual, en materia energética, es muy rígido”.

La discusión se dio en el seminario “Cambiando Mentes, Cambiando Mundos”, que buscaba tratar las problemáticas de cómo mejorar el acceso y uso de la energía renovable en las pequeñas y medianas empresas para aumentar su productividad y cómo satisfacer las necesidades energéticas de las viviendas con soluciones eficientes.

Andrés Castro planteó respecto a las ERNC que “si pudiésemos generar gran parte de la energía en el mismo lugar donde se consume, nos ahorraríamos la transmisión y la distribución, lo que disminuiría significativamente el impacto al medio ambiente y adicionalmente disminuiría los costos”.

Una de las ideas que planteó Castro para aprovechar la energía solar, pero sin intervenir el desierto, evitando el impacto que generan los paneles solares en las comunidades y en el turismo, es que las grandes generadoras usen los techos de las casas. “Yo creo que este es un punto de innovación muy relevante en el modelo de gestión de la energía. La generación de electricidad destinada a las ciudades se debiera hacer dentro de las mismas ciudades”.

Castro dijo que, en el largo plazo, se va a modificar la manera en que las personas acceden a la electricidad, situación que hoy está dada por el modelo de generación, transmisión y distribución.

“Uno podría juntar condominios o varios edificios, armar una comunidad, tener una personalidad jurídica y poder optar a ser cliente libre. Esto podría ser también una oportunidad de innovación, sin embargo resulta difícil de realizar en la actualidad sin un cambio en el reglamento de las distribuidoras”, aseguró el gerente.

El futuro de las ERNC

En otro aspecto, planteó que no cabe duda que para llegar a la meta planteada de 70% de energías limpias en la matriz energética hacia el 2050, hay diversas formas de innovación que pueden aplicarse. Por ejemplo, el desarrollo de autos eléctricos en el país provocará, sin duda, el desarrollo masivo de baterías eficientes y de gran capacidad.

En ese sentido habrá un desarrollo alternativo a la distribución tradicional de la energía, especialmente en baterías, que permitirá eliminar las centrales a carbón como sistemas de respaldos.

El ejecutivo estima que en el futuro habrán dos grandes fuentes de energía: la hidráulica, que puede almacenar la energía mediante los embalses de agua y la fotovoltaica, que acumulará la energía en baterías; el resto de las ERNC serán complementarias.

Profundos cambios

Por otra parte, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Andrés Romero, se refirió a la colaboración y generación de energía inclusiva y afirmó que una de las estrategias que se ha planteado el país en materia energética es abrirse a la colaboración de todos.

“Se decía que Chile estaba estancado, que íbamos a permanecer por años con precios altos y que necesitábamos que otro país nos mandara engería porque aquí no había soluciones. Hoy, después de dos años y medio de trabajo colaborativo, aprovechamos nuestros recursos naturales a precios baratos”, dijo el secretario ejecutivo de la CNE.

Romero también se refirió a la regulación que tiene el país y dijo que “en este gobierno se plantearon profundos cambios regulatorios en materia de energía y la estrategia adoptada fue abrirnos a la participación colaborativa”. Además recalcó la importancia de la confianza para lograr los cambios regulatorios.

En el evento también participaron el ministerio de Energía, la Comisión Nacional de Energía (CNE), la presidenta de Asech y la empresa Alumini; el cual fue moderado por el director de DF y revista Capital, Roberto Sapag, en el marco del concurso Impacta Energía, que busca generar una reflexión sobre la innovación en el sector energético.

[CEO de Acciona: Las ERNC son la oportunidad de negocio más grande de la historia”]