(Diario Financiero) Unos 700 millones de euros de capital fueron librados por Gas Natural Fenosa (GNF) con el proceso de racionalización del negocio en Chile que llevó adelante durante este año y que tuvo como elemento fundamental el haberse desprendido del negocio de gas licuado (GLP), que no forma parte de su core business.

Esa fue una de las estimaciones que entregó el consejero delegado de la española, Rafael Villaseca, en el marco de la entrega de resultados al tercer trimestre.

El ejecutivo destacó que gran parte de esta cifra está dada precisamente por el hecho de haber sacado del holding toda la estructura del negocio de GLP, que quedó radicado en Gasco, cuyo control quedó en manos de la familia Pérez-Cruz.

Añadió que esa operación fue el primer paso para la racionalización total del negocio de GNF en Chile, lo que en términos corporativos considera dejar en sociedades distintas las actividades de electricidad y gas natural, paso que está en pleno proceso de implementación tras ser aprobado recientemente en junta de accionistas.

Agregó que esta desinversión en Chile, a la que se suma la venta a Enagás de su 20% en el terminal de GNL de Quintero -operación que esperan completar a mediados de este mes-, superan los 400 millones de euros y son parte de una optimización de activos a nivel global que alcanza los mil millones de euros y podría aumentar porque seguirán buscando oportunidades.

Mientras que la utilidad de GNF a septiembre cayó 15% (930 millones de euros) en doce meses y el Ebitda bajó 6,8% (a 3.640 millones de euros), Villaseca destacó el desempeño de Chile, donde el Ebitda subió 3,7% hasta 387 millones de euros y estuvo por encima de las expectativas de la compañía, pese al impacto de la apreciación del peso en el período.

Respecto de Latinoamérica, el ejecutivo explicó que la región mantiene fundamentos claramente positivos que continuarán reflejándose en Ebitda y alzas en los puntos de suministro, que en el caso del área eléctrica aumentaron 2% y en el gas natural 3%.

Respecto de los planes que la catalana tiene en el país en este último segmento, Villaseca precisó que Metrogas “está lista para acelerar el plan de gasificación del país, para lo que ya presentó las solicitudes a la autoridad y ya diseñó los programas técnicos y comerciales”, en un proceso que ya suma doce meses de trabajo y que esperan lanzar una vez que termine la tramitación del proyecto de ley que regulará la distribución de gas por redes.

Asociación internacional

La catalana y la Asociación Española del Gas (Sedigas) acaban de asumir por primera vez en la historia del organismo la secretaría general de la Unión Internacional del Gas (IGU).

Chile también forma parte de esta organización, donde es representada por la Asociación de Distribuidores de Gas Natural, AGN Chile.

[GNF acusa al TDLC riesgo de integración por plan de Lipigas y Abastible en redes de GNL]