(La Tercera) La compañía eléctrica estadounidense Duke Energy selló finalmente su salida del negocio energético en América Latina, en una operación que incluye todos los activos que la empresa opera en Chile.

El comprador es el fondo de inversión estadounidense I Squared Capital, que invierte en el negocio eléctrico en distintos países y que pagará US$ 1.200 millones por las centrales de generación y demás infraestructura que Duke opera en Perú, Chile, Ecuador, Guatemala, El Salvador y Argentina.

En otra operación anunciada ayer, Duke Energy vendió sus activos en Brasil a la china Three Gorges -que opera la central hidroeléctrica Tres Gargantas en su país- en US$ 1.200 millones.

En febrero, Duke abrió un proceso para vender “todo o parte” de su negocio internacional, lo que concretó finalmente.

Los activos

En América Latina, Duke Energy opera principalmente centrales hidroeléctricas, termoeléctricas a gas, líneas de transmisión y redes de gas natural. Su potencia instalada supera los 2.300 MW, de los cuales 380 MW están en Chile. En el país, Duke concentra sus operaciones en la Región del Biobío y sus activos están conformados por la Central Térmica Yungay -ex Campanario, que pertenecía a Southern Cross y Gasco-, además de las centrales hidroeléctricas Peuchén y Mampil del Complejo Hidroeléctrico Duqueco, adquirido a CGE en 2012.

En total, la generadora había invertido en Chile unos US$ 500 millones sólo en compra de activos.

La operación forma parte de un plan de la empresa norteamericana de enfocarse en Estados Unidos, país donde es una de las tres generadoras más grandes. Allí, está entrando con fuerza en el negocio del gas natural.

Entre las empresas que se habían interesado en adquirir los activos en venta, figuraba la propia Three Gorges, además de la controladora de Transelec, la canadiense Brookfield; e incluso la chilena Colbún. Según trascendió, el interés de la generadora nacional era de adquirir los activos sólo en Perú y Chile, mientras que el interés de la estadounidense era vender todo como un paquete.

En la operación, Duke Energy fue asesorada por Credit Suisse y JP Morgan. En el caso de Argentina, el cierre del negocio está sujeto a la aprobación de las autoridades antimonopolio.

[Colbún buscaría crecer en Perú con compra de activos de Duke Energy]