(La Tercera) La tarde del 3 de diciembre de 2015, el mercado bursátil chileno se desanimó aún más. Si ya atravesaba por una sequía de operaciones y aperturas, ese día ello se intensificó luego que Lipigas señalara que no abriría un 27% de su propiedad a bolsa como lo había anunciado en noviembre. Esto tras no recibir las ofertas de precio que esperaba por la empresa que tiene negocios en Chile, Perú y Colombia. Pero no todo ha quedado ahí.

Desde esa fecha, la firma ligada a las familias Yaconi y Santa Cruz ha seguido trabajando y analizando sus opciones para obtener financiamiento para crecer. Aunque por estos días se ha hablado de un reimpulso del mercado de capitales nacional, la opción de ver la acción de Lipigas en la rueda ha perdido fuerza. No obstante, ha surgido la opción de un socio financiero.

Es decir, si bien Lipigas no estaría interesada en un socio estratégico, como se habló en un minuto, sí lo estaría en un partner que financie y confíe en los proyectos que desarrollará, comentan quienes conocen de las tratativas.

Otros cercanos a la compañía descartan que la investigación iniciada por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) de Perú contra empresas de gas licuado, entre ellas una filial de Lipigas, hubiese desmotivado a sus controladores para salir a buscar un socio.

Un analista del mercado indica que las opciones de que Lipigas tenga éxito en una apertura a bolsa no son del todo claras, pero sí le agrada la idea de un socio que aporte capital. “Hay muchos fondos internacionales interesados en entrar al mercado energético en Chile, y las opciones disponibles no son muy grandes. Que un inversionista entre a la propiedad de una compañía presente en varios países de la región es una buena noticia”, opina.

En la memoria anual de Lipigas, el presidente de la firma, Juan Manuel Santa Cruz, dijo que “ a pesar que el IPO (apertura a bolsa) fue declarado desierto por no alcanzar las condiciones de precio predefinidas por sus accionistas, consideramos el proceso de gran valía para la administración y directorio, por la experiencia adquirida”.

El año pasado reportaron utilidades por $ 36.120 millones durante 2015, un alza de 51,4% respecto de 2014. Los ingresos alcanzaron los $ 378.613 millones, una disminución de 13,2% respecto al año anterior.

Las operaciones en Chile representaron el 73% de los ingresos, mientras que Colombia y Perú alcanzaron el 17% y 9%, respectivamente.

[Lipigas: utilidades crecen 33% por mejores resultados en Chile y Perú]