(El Mercurio) Las burlas respecto de los dichos de Francesco Starace, CEO de Enel, publicados por «El Mercurio» la semana pasada, son extendidas en la interna de la compañía, dicen cercanos.

Un día después de la publicación, el ministro de Energía, Máximo Pacheco, se encontró con los ejecutivos de Enersis y Endesa en un evento organizado por el Gobierno y les preguntó si andaban «con pañales». Esto, luego de que el máximo ejecutivo de la empresa controladora dijera que para generar cambios al interior de una empresa había que «inspirar miedo».

Jorge Atton, director independiente de Endesa Chile, también habría encontrado un espacio para bromear al respecto. Según testigos, durante una reunión de la mesa el pasado miércoles, entró con una bufanda al cuello y, al ser consultado por uno de los italianos (al parecer el presidente) si le ocurría algo, el ex subsecretario de Telecomunicaciones respondió: «Lo hago para cuidar mis ganglios». Esto causó risa, ya que en sus declaraciones, Starace dijo que era importante localizar los ganglios -o puntos de poder en una organización-, para luego «golpearlos», creando miedo y malestar.

En la empresa es sabido que las reacciones a sus dichos tienen muy afectado al CEO de Enel, quien estaría evaluando dar explicaciones públicas.

[CEO de Enel: Para generar cambios hay que inspirar miedo]