(El Comercio de Perú) El presidente de VenezuelaNicolás Maduro, aseguró que el ingreso del país caribeño por concepto de venta petrolera fue de US$12.587 millones en 2015 frente a los US$37.000 millones que ingresaron en 2014, una cifra que representa una caída del 293,95%.

«Aquí el ingreso (petrolero) por año: 2010, US$34.000 millones; 2011, US$37.000 millones; 2012, US$48.000 millones; 2013, US$41.000 millones; 2014, US$37.000 millones. Y el año pasado, 2015, se desploma a US$12.587 millones», detalló Maduro mientras mostraba una gráfica comparativa.

Los datos fueron expuestos por el jefe del Ejecutivo venezolano en una transmisión obligatoria de radio y televisión en el que anunció una serie de medidas para afrontar la crisis económica, que obligó al Gobierno a decretar una «emergencia nacional» el pasado 15 de enero.

El presidente indicó que «la caída abrupta de los mercados» petroleros es producto de una «guerra geopolítica» que ha generado el «agotamiento definitivo» del «modelo rentista petrolero» que caracterizó al país.

«Se ha impuesto la estrategia imperial de la guerra del petróleo, así lo tengo que decir, ojalá llegue el mensaje a todos los países (…). Una guerra mundial que ha buscado destruir a la OPEP, quitarle a la OPEP la autoridad de regular el mercado», indicó.

Maduro señaló que, aún «en esas condiciones», el Gobierno ha «mantenido la protección del empleo, del salario, de las pensiones, la inversión en vivienda y la inversión social en educación pública gratuita de calidad». A su juicio, en Venezuela se ha construido una «cultura tributaria» que permitirá sostener a la nación.

«Al año 1997-1998 el petróleo aportaba el 70% de todo el gasto para el funcionamiento del Estado y los tributos internos aportaban cerca de un 25% (…). Al cierre del 2015, los tributos internos están aportando el 90% de los ingresos», subrayó. Los ingresos necesarios para sostener las inversiones en 2016, precisó, se sitúan en 400.000 millones de bolívares.