Una serie de avances tecnológicos advierten los especialistas del mundo académico en el área de transformadores de Alta Tensión que operanen los sistemas eléctricos del país (SIC y SING), especialmente en cuanto a automatización y al diseño para la seguridad de estos equipos dentro de subestaciones.

Andrés González, docente de Electricidad y Automatización Industrial de Duoc UC Valparaíso, sostiene a Revista ELECTRICIDAD que “en la actualidad los transformadores de Alta Tensión que se encuentran en nuestro país están a la vanguardia en los países desarrollados. En términos de tecnología se está ocupando el acero silicio como material principal en la construcción de los transformadores, así como los secos, en aceite y en silicona para el enfriamiento del mismo”.

Según el académico, desde el punto de vista de la calidad, “el nivel de fabricantes chilenos es muy similar a los internacionales donde los componentes son prácticamente los mismos en diseño y tecnología, basados en normas específicas del Instituto Americano de Normas (Ansi en inglés) y la mayoría de los transformadores fabricados bajo estos criterios pueden tener una vida útil de 30 a 40 años sin inconvenientes”.

Para Javier Ríos, profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Federico Santa María, otro avance que muestran los transformadores AT “dicen relación con la disminución de pérdidas junto a la preocupación de las empresas en cuanto a tener análisis de riesgos de forma seria”.

De acuerdo a César Guirriman, docente del Área Electricidad de Inacap Concepción-Talcahuano, “dentro de los principales avances en el país está la utilización de transformadores en base a resina y otros con aceite vegetal, biodegradable y hecho a base de semillas de girasol pues presenta características aislantes y térmicas comparativamente muy superiores al aceite mineral. Así, su rigidez dieléctrica es mejor, presentando 48 kV contra 30 kV”.

Andrés González, de DUOC UC, explica que también “existen muchos avances en cuanto a sistemas de monitoreo de transformadores, capaces de medir los parámetros principales e indicar en qué momento debe hacerse un tipo específico de mantenimiento. De esta manera, el equipo puede alargar su vida útil y ser más eficiente”.

“Otro avance es el sistema de deshidratación en línea, que remueve la humedad del aceite aislante, a través de la alteración del equilibrio de humedad”, dice el académico del Duoc UC.

Por su parte Cristhian Becker, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Santiago, destaca la tecnología de los transformadores con núcleo amorfo, “cuya gracia es que tienen una alta inducción magnética con una baja intensidad de campo magnético, lo que significa que tiene menores pérdidas de potencia activa en el núcleo, por lo que son equipos más eficientes. Electromagnéticamente se puede saber si un transformador cumple o no cumple bajo ciertas condiciones geográficas, pero se necesita analizar variables meteorológicas o de terreno donde operan los equipos”.

Seguridad

Becker destaca que la seguridad es primordial para las operaciones de los transformadores AT, teniendo en cuenta las condiciones ambientales y geográficas del país, “porque un transformador en la nieve requiere de un enclaustramiento térmico y uno en el desierto requiere de ventilación forzada. El diseño tiene mucho que ver y las normas de seguridad que los rigen”.

“En las subestaciones subterráneas los transformadores tienen que estar empotrados adecuadamente, para que no sufra desconexiones o deterioros en caso de sismos o aluviones, si es que están en la cordillera. También se pide que el enclaustramiento de los transformadores, cuando están sumergidos en aceite tenga ciertas características térmicas y mecánicas, dependiendo del lugar geográfico donde están”, precisa el especialista.

Interconexión SIC-SING

Los especialistas consultados por este medio señalan que la futura interconexión SIC-SING tendrá nuevos desafíos para los transformadores AT. Andrés González, docente de Electricidad y Automatización Industrial de Duoc UC Valparaíso, señala que deberán incorporar “bancos de transformadores de potencia que ayuden a brindar una mayor confiabilidad en el suministro”.

César Guirriman Burdiles, docente del Área Electricidad de Inacap Concepción-Talcahuano, menciona que la unificación de los dos sistemas puede traer consigo un aumento de clientes y por tanto requerimientos por más transformadores para satisfacer tal demanda. “Ante esto, los proyectistas y mandantes deben considerar un transformador adicional en algunos puntos estratégicos, para asegurar la calidad de servicio y suministro”, concluye el académico de Inacap.