(El Mercurio) Luego de seis años en que su aporte al fisco aumentara, en 2015 el impuesto a los combustibles mostró una caída en la recaudación de 2,3%, sumando $1.388 millones, lo que representa un 5% del total de los ingresos tributarios del Gobierno, según informaciones de la Dirección de Presupuestos (Dipres).

En 2014, el escenario fue distinto y la recaudación tributaria del fisco se incrementó en 11,4%.

Según la Dipres, la caída está relacionada con la operación del Mecanismo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Mepco), que opera subiendo o bajando el impuesto específico a los combustibles para estabilizar el precio final a los consumidores, generalmente en $5 a la semana.

Actualmente, el impuesto específico a las bencinas asciende a 6 UTM por m {+3} y el del diésel, a 1,5 UTM.

“En el caso de los combustibles, se observa que el sistema de estabilización de precios (Mepco) resultó más negativo en aproximadamente $112 mil millones, respecto de 2014, pasando de un efecto positivo de $59 mil millones en el año anterior a un impacto negativo de $53 mil millones, pronunciando la caída en la recaudación”, dice el informe de la Dipres.

Cómo operó el mecanismo

Según explica Jorge Hermann, director de Hermann Consultores, entre agosto y diciembre de 2014, el Mepco recaudó impuestos, porque el precio del petróleo presentó una tendencia a la baja.

Sin embargo, agrega que el rally alcista del petróleo entre marzo y julio del 2015 hizo que el Mepco entregará subsidios para contener las alzas a los consumidores, mientras que entre agosto y diciembre, el mecanismo cobró impuesto adicional, dada la tendencia a la baja del crudo.

“Al final, en términos netos, significó una caída en la recaudación, porque primó más el efecto de comienzos de año por sobre el efecto de finales del año 2015”, añade Hermann.

Agrega que el Mepco aun no ha sido probado en un contexto de constante alza, lo cual puede suceder en el futuro, “y las implicancias fiscales dependerán de cuán manipulado sea el Mepco discrecionalmente por parte del Gobierno”, opina.

Para esta semana, el mecanismo cobrará sobreimpuesto de $18 en la gasolina de 93 octanos, $17 para la bencina de 97 octanos y $21 en el diésel, calcula Hermann.