(El Mercurio) Con 17 votos a favor, siete en contra y seis abstenciones, el Senado aprobó en general y en particular el proyecto de ley que introduce ajustes a la reforma tributaria, por lo que quedó listo para su último trámite constitucional hoy en la mañana en la Cámara, que debe visar los cambios que introdujo el Senado.

«Fue una votacion buena, porque todas las normas que queríamos se aprobaron, nada se rechazó, y nos deja un pequeño último trámite en la Cámara para terminar esto y quedarnos con un sistema tributario más simple del que teníamos; fácilmente aplicable y con normas que nos dejan plenamente satisfechos respecto de aumentar la recaudación y bajar la elusión», dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, luego de la aprobación.

Al principio, la discusión en la Sala se centró en las críticas de la oposición respecto del apuro legislativo con que se estaba llevando a cabo la votación de distintos proyectos del Gobierno, incluido el que introduce ajustes a la reforma tributaria (ver C 2).

Antes de la votación en general, los senadores Juan Antonio Coloma (UDI) y José García Ruminot (RN) justificaron su rechazo y abstención -respectivamente-, diciendo que el proyecto no hace arreglos de fondo a la reforma tributaria original aprobada en septiembre de 2014. Enseguida, los parlamentarios de la Nueva Mayoría admitieron errores de procedimiento de la reforma original.

«Espero que no haya ninguna otra corrección que tenga que ser necesaria. El proyecto que se presenta por el Ejecutivo mejora en forma sustancial los errores cometidos en la reforma tributaria. Espero que no se repita ningún otro error. Espero que lo que vamos a aprobar ahora sea algo que va a mejorar mucho el sistema tributario en su aplicación futura», dijo el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Andrés Zaldívar (DC).

Por su parte, el senador Carlos Montes (PS) afirmó que «la reforma no fue un error, era necesaria para Chile». Sin embargo, agregó que «en los procedimientos hubo un conjunto de errores que yo reconozco. Por eso se presentó ese proyecto de 180 páginas». Dijo que el país va a tener que hacer nuevas reformas tributarias en el futuro, porque las legislaciones en estas materias son cada vez más dinámicas.

En la votación en particular, la oposición pidió que se revisaran nueve artículos por separado, incluyendo temas como renta presunta y aplicación del IVA. Por lo general, solo Coloma y García intervinieron en esos momentos. «El ministro de Hacienda ha logrado amordazar a algunos parlamentarios en este proyecto. En un Parlamento, generalmente se discute y se contrapone», alegó Coloma.
CPC se reúne con Rincón y Letelier en el Congreso

Luego de participar del lanzamiento del Año de la Productividad y de encabezar un comité ejecutivo en el día de ayer, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alberto Salas, llegó al Congreso en Valparaíso acompañado del gerente general del gremio, Fernando Alvear.

Los empresarios fueron invitados a una reunión con el presidente de la Comisión de Trabajo del Senado, Juan Pablo Letelier (PS), a la que se sumó la ministra del Trabajo, Ximena Rincón.

En el encuentro se revisaron las modificaciones que introdujo la comisión de Trabajo a la reforma laboral, en temas como fin de reemplazo en huelga, extensión de beneficios, pactos de adaptabilidad laboral, negociación interempresas y sanción a la huelga violenta, entre otros.

El empresariado sigue considerando que es una «mala reforma» y que lo que el Ejecutivo está tratando de hacer con la elaboración de un acuerdo es «acotar parte del daño» que produciría el proyecto.

Sobre la indicación que establecía que el empleador podría hacer «adecuaciones necesarias» ante una huelga (rechazada en el Senado), se seguiría buscando incorporarla con una redacción más consensuada.

Ayer, además, Rincón se reunió con senadores de la Nueva Mayoría, integrantes de la comisión, y sus asesores para avanzar en la redacción de un protocolo de acuerdo para la reforma laboral -que seguirá afinándose en los próximos días- con el objetivo de que se pueda llegar a marzo con más consenso.
Micco rechaza las críticas

Alejandro Micco, subsecretario de Hacienda, salió al paso de las críticas de las Administradoras de Fondos Mutuos al proyecto (ver nota inferior). «La reforma tiene una serie de incentivos para el ahorro. El mantener funcionando la Ley Única de Fondos (LUF) sin ningún problema durante todo este período claramente fomenta a los fondos mutuos y a los fondos de inversión. Eso se ha mantenido. (…) Tenemos todavía el ahorro provisional voluntario tanto para la clase media como para la gente de mayores ingresos. Hay algunos beneficios adicionales que vienen por ejemplo con la postergación del pago de los intereses de las utilidades que uno tiene en el proyecto de ley; por lo tanto no se puede decir que esta es una reforma tributaria que vaya contra el ahorro».

[Proyecto de ajustes a reforma tributaria pasa al Senado]