(El Mercurio) El gobierno chino decidió ayer apreciar su moneda, el yuan, en lo que los operadores calificaron como una agresiva intervención de Beijing. Según dieron cuenta las agencias de noticias locales, se trató de un avance de 0,36%. Esto, pese a que en lo que va del año el yuan se ha depreciado 1,5%.

La medida fue interpretada como una forma de hacer que la debilitada divisa recupere competitividad respecto del dólar.

La noticia del gobierno generó inquietud en un mercado que inició el año en un ambiente tenso. Shanghai, el principal indicador de la bolsa, perdió 5,3%, en la que fue su tercera jornada con pérdidas mayores al 5%. El Shenzhen, donde cotizan las tecnológicas, se derrumbó 6,6%, mientras que el CSI 300, que agrupa a 300 empresas, cayó 5,03%. En otros mercados la situación fue similar: el EuroStoxx50 cayó 0,20%, el Dax alemán 0,25%, el Cac francés 0,49%, mientras que el Ibex español retrocedió 0,26%.

Martes volátil

A primera hora de este martes (madrugada en Chile), los índices Shanghai y Shenzhen abrieron positivos, aunque marcados por la volatilidad. Al cierre de esta edición, anotaban caídas de 0,13% y 0,38%, respectivamente.