(Pulso) A diferencia de lo que ocurre en Chile, en Perú los proyectos de generación en base a energía convencional se multiplican. Tanto, que sólo las iniciativas que entrarán en operación entre 2015 y 2018 suman unos 3.174 MW, cifra que sólo considera las unidades de al menos 90 MW de potencia instalada.

Actualmente, Perú tiene una potencia instalada local de 8.686 MW, de los cuales las centrales térmicas representan el 59,1% y las hidroeléctricas el 38,2%. Las unidades eólicas suman en total el 1,6% de la capacidad a firme y las solares, el 1,1%. La demanda máxima, en tanto, fue de 5.737 MW en 2014.

Así lo reveló en el marco del ForoSING el director de Planificación del COES-SINAC de Perú -símil de los CDEC locales- Eduardo Antúnez, quien además comentó cuáles serán los principales lineamientos del plan de interconexión eléctrica que tiene ese país y que tocan a Chile.

El país considera un crecimiento promedio de los requerimientos de demanda en torno al 7,3%, lo que implicará que a 2024 consumirá del orden de 12.026 MW. Por ello, está embarcada en un ambicioso plan de instalación de nuevas unidades, a lo que suma la expansión de su sistema de transmisión troncal a 500 KV en doble circuito. Antúnez agregó que están trabajando sobre interconexión eléctrica con otros países. Con Chile se avanza en dos iniciativas: una de corto plazo, que permitirá transportar unos 150 MW y otra, de 1.000 MW.