(Pulso) De manera silenciosa, al menos públicamente, GasValpo decidió retirarse de la Asociación de Distribuidores de Gas Natural (AGN Chile), hace apenas días.

La medida deja a la asociación gremial, que preside el gerente general de Metrogas, Víctor Turpaud Fernández y cuyo director ejecutivo es Carlos Cortés Simón, apenas con tres empresas, Gas Sur, la propia Metrogas y Gasco Magallanes, todas ellas controladas de manera última por Gas Natural Fenosa, la española que en 2014 entró a la propiedad de CGE mediante una OPA.

Cuando se inició AGN Chile, hace casi doce años, contaba además de estas cuatro empresas con la presencia de Energas, que tampoco figura ahora como socia de la entidad gremial.

¿Qué ocurrió?

Aunque ninguna de las empresas involucrados quiso hablar del tema, fuentes ligadas a la industria gasífera reconocen fuertes discrepancias entre GasValpo y el bloque de empresas Gasco-CGE, lo que derivó en desconfianzas mutuas y el quiebre de las relaciones, al menos al interior del gremio, entre ambas.

Esto, principalmente respecto de la visión de la industria y de su desarrollo. El año pasado, mientras Metrogas -previo a la venta de la compañía a Gas Natural Fenosa- se vio enfrascada en una dura disputa con el Gobierno por las cifras de rentabilidad, GasValpo sumaba concesiones en distintas partes de Chile -las regiones del Maule y Coquimbo-, con miras a crecer en otras ciudades más allá de Valparaíso. Esto fue interpretado como una señal -al menos, así lo interpretaron diversas fuentes consultadas- de que las agendas de ambas iban en direcciones totalmente opuestas.

Entonces la movida de GasValpo fue interpretada como una forma de adelantarse a Gas Natural Fenosa, que también ha manifestado su interés en crecer más allá de Santiago.

Otro punto importante es la discusión de la ley de reforma al segmento de distribución de gas natural por redes. GasValpo criticó que el GLP -competencia directa del gas natural- no sea parte de la reforma. Esto es un golpe directo a Metrogas pues sus dos mayores accionistas, Gasco y Abastible, participan de ese segmento.

“Que el GLP se mantenga sin un marco legal adecuado, no obstante se utiliza en más del 80% de los hogares del país. No entendemos por qué el gas licuado que es nuestro principal competidor no está comprendido dentro de esta ley”, señaló al Congreso el gerente general de GasValpo, Luis Kipreos, en mayo recién pasado.

Este tema no ha sido levantado por Metrogas, que tiene una postura mucho más positiva siguiendo la línea de su matriz, Gas Natural Fenosa.

Relación proactiva

“En Metrogas estamos confiados, que durante las etapas de tramitación del Proyecto de Ley en el Honorable Congreso, avanzaremos juntos para expandir los beneficios del gas natural a todo Chile y lograr con éxito este segundo desafío país”, señaló en su presentación a la comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados el gerente general de Metrogas en julio.

La compañía que opera en Valparaíso, y cuya propiedad pertenece a fondos de inversión australianos, cuenta con unos 40 mil clientes entre residenciales, comerciales e industriales, todos ellos ubicados en la V Región. Recientemente, selló una alianza con Endesa para desarrollar el negocio de plantas de regasificación satélite, cuyo primer paso fue la instalación de una unidad de este tipo en Talca, que abastecerá a una fábrica de cecinas.

El quiebre fue reconocido por el director ejecutivo de AGN Chile, Carlos Cortés, quien señaló que el gremio está en un período de reflexión. “Efectivamente GasValpo dejó la asociación hace dos meses. Paralelamente, dado los importantes cambios que está viviendo la industria del gas natural en el país, actualmente como gremio nos encontramos en un período de reflexión y análisis que nos permita recoger de la mejor forma esta nueva etapa del gas natural en la matriz energética, para ser un amplio representante del sector”, explicó.