El aporte directo de la industria de distribución de gas natural al PIB nacional creció siete veces entre 2009 y 2013, superando los $156.000 millones en este último ejercicio. Así lo concluye un estudio financiero realizado por Econsult, por encargo de la Asociación de Distribuidores de Gas Natural (AGN), destinado a medir el impacto tanto directo como indirecto que el desarrollo de este sector ha generado al país desde el punto de vista económico.

Según destaca el economista y socio de Econsult, Gonzalo Sanhueza, para estimar el aporte que hace la industria a la economía se empleó la misma metodología que utiliza el Banco Central de Chile para elaborar las Cuentas Nacionales. De esta forma, el estudio arrojó que en 2013 el aporte total del gas natural a la economía nacional alcanzó los $ 218.885 millones, acumulado en las regiones en las que el combustible está presente (V, VI, RM, VIII, XII). De ese total, el 71% fue generado como aporte directo y un 29% como aporte indirecto gracias al estímulo de otras industrias.

Gonzalo Sanhueza explica que el impacto directo está representado por el valor agregado de la industria. “Este valor agregado tiene tres destinos: remuneraciones de los trabajadores, retorno al capital y una tercera parte va a impuestos. Así calculamos que el aporte directo del gas natural en 2013 fue de $ 156 mil millones; en otras palabras, eso significa que si no existiera la industria del gas natural, el PIB nacional habría caído en $ 156 mil millones ese año”, señala.

[Región de Valparaíso es la principal puerta de entrada de combustibles al país]

Aporte indirecto

El aporte indirecto corresponde al valor agregado que el gas natural produce en otros sectores de la economía, gracias al desarrollo de otros negocios, consumo de los trabajadores e inversión. “Es decir, para poder operar, la industria del gas natural demanda insumos, contrata mano de obra y realiza inversiones, generando por esta vía una mayor actividad económica y aportando así de manera indirecta al PIB”, explica Gonzalo Sanhueza.

Econsult estimó que en 2013 el aporte indirecto de la industria de distribución de gas natural al PIB nacional superó los $ 62.000 millones, de los cuales el 55% fue generado por el consumo intermedio ($ 34.125 millones), el 15% por consumo de trabajadores ($9.152 millones), y el 31% por inversiones ($19.496 millones).

“El consumo intermedio está dado por la demanda de bienes y servicios que realiza la industria del gas natural, generando actividad en otros sectores de la economía”, apunta Sanhueza.

Junto con el crecimiento de la industria del gas natural, también ha aumentado la dotación de trabajadores de la misma, llegando a más de 1.000 personas en 2013. “Los ingresos que reciben estos trabajadores aportan al PIB y al desarrollo de las regiones a través de un mayor consumo. En 2013, las remuneraciones de la industria del gas natural, que alcanzó más de $ 25.500 millones, incrementaron el consumo de las regiones Metropolitana, V, VIII y XII en más de $ 23.000 millones, a través de una mayor demanda por alimentos, educación y alojamiento, entre otros”, detalla.

En lo que respecta a las inversiones, Sanhueza explica que “la industria de gas natural es intensiva en capital y está constantemente invirtiendo en mejorar su infraestructura, lo que genera actividad en otros sectores. Esto es lo que se denomina encadenamientos productivos”, precisó.

De acuerdo al estudio, la industria del gas natural ha invertido más de $ 217.000 millones desde 2009, donde aproximadamente el 94% representa construcción de obras de ingeniería civil.

“Lo anterior es beneficioso desde el punto de vista del aporte al PIB, ya que la construcción es un sector intensivo en generación de valor agregado”, dice.

Aporte potencial

Econsult también calculó el beneficio económico potencial que reportaría la introducción del gas natural en regiones donde hoy no está presente.

“Utilizando la misma metodología, extrapolamos el análisis a otras regiones en las que actualmente no se distribuye gas natural, pero en las que se estima podría llegar a introducirse esta alternativa, como son las regiones VII, IX, XIV y X. Como resultado, estimamos que el aporte potencial del gas natural a la actividad económica nacional podría incrementarse en $30.897 millones, con lo que el aporte económico a nivel nacional se elevaría a aproximadamente $249.800 millones”, concluye Gonzalo Sanhueza.