(El Mercurio) Algunos están recién en la etapa de diseño, mientras otros se encuentran en plena ejecución o a punto de concluir. Son los proyectos con mayor inversión en cada región -excluyendo la Metropolitana-, que en total suman casi US$ 20.000 millones.

En nueve de ellas, el Estado es el motor que impulsa esta iniciativa y en las restantes cinco son los privados. Claro que el gasto público es poco más de un tercio del total (US$ 5.854,2 millones), mientras que las compañías del rubro minero, forestal y energético desembolsan la mayor parte (US$ 14.101,5 millones).

El traslado de un puerto, la construcción de carreteras y pasos fronterizos, levantar puentes, y terminar el hospital más moderno de Latinoamérica, como aseguran en Rancagua, son parte de las obras que reciben recursos del erario nacional. Ampliar la explotación del cobre, producir más celulosa, y sumar otra central hidroeléctrica y un parque eólico al Sistema Interconectado Central son los proyectos privados más relevantes. Aquí, un recorrido de Arica a Magallanes.

[Eléctricas presentan plan de obras por casi US$ 600 millones para viabilizar interconexión]