(La Tercera) Durante más de dos horas se reunió el comité ejecutivo de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), con el fin de analizar las indicaciones que presentó el gobierno al proyecto de ley de reforma laboral. Tras la cita, desde la entidad gremial señalaron que “el proyecto de reforma laboral no es bueno para el país, y las indicaciones del Ejecutivo significan un retroceso y agravan los efectos negativos que él tendrá”.

Si bien fueron varios los puntos analizados, uno de los que generó mayor preocupación es cómo quedaron definidos los servicios mínimos en la iniciativa legal. En este sentido, desde la CPC criticaron que “las alternativas que prevé el proyecto de ley para definirlos son muy restringidas y ponen en riesgo la viabilidad de la empresa y su competitividad”.

Fuentes ligadas al gremio sostuvieron que el mecanismo para definirlos no sufrió modificaciones, permaneciendo como un mal instrumento.

Si las partes no llegan a acuerdo para definirlos, será la Dirección del Trabajo la encargada de determinarlos. Las fuentes consultadas cuestionaron que si bien es un organismo que sabe sobre legislación laboral, “no sabe nada de negocios, ni de empresas”, por lo que no tiene las competencias para tomar una decisión al respecto sin afectar el buen funcionamiento de la firma.

A su juicio, el proyecto tiene muchas normas que atentan contra libertades y derechos fundamentales previstos en la Constitución Política, como la libertad de asociación, la libertad sindical, la libertad de contratación, el derecho al trabajo y la libertad de empresa.

Las fuentes dijeron que la CPC está preparando las observaciones que le hará a las indicaciones que presentó el Ejecutivo.

[Gobierno acoge propuestas de senadores y aumenta quórum para formación de sindicatos en pymes]