El Banco Central informó que durante el segundo trimestre del año, la actividad económica registró un alza de 1,9%, respecto de igual período del año anterior, acumulando una variación de 2,2% en el semestre.

En el reporte de la entidad, se indica que desde la perspectiva del origen, el resultado del PIB se explica por un acotado incremento en la mayoría de los sectores, junto a las caídas de pesca y restaurantes y hoteles. En contraste, comunicaciones destacó por su dinamismo.

En términos de contribución, el sector servicios personales fue el principal, seguido de construcción y servicios empresariales. Por su parte, pesca anotó la mayor incidencia negativa.

Inversión e importación

El Banco Central informó además que el aumento de la demanda interna fue liderado por el consumo total, principalmente de los hogares. Aunque en menor medida, la inversión también contribuyó, incidida por una menor desacumulación de existencias. En tanto, la formación bruta de capital fijo (FBCF) se contrajo, producto de una menor inversión en maquinaria y equipo.

Por su parte, las exportaciones e importaciones de bienes y servicios cayeron 4,9% y 5,1%, respectivamente, arrastradas, principalmente, por el componente de bienes.