La Corte Suprema informó que ratificó la sentencia que condenó a la empresa eléctrica Cooperativa de Consumo Eléctrico Chillán (Copelec), a pagar una indemnización total de $259.850.000 a la propietaria de un terreno que resultó quemado  en 2010.

En fallo unánime, la Primera Sala del máximo tribunal rechazó el recurso de casación presentado en contra de la sentencia que ordenó pagar $3.000.00 por concepto de daño moral, y $256.850.000, por daño emergente, a Cecilia Sepúlveda Clarkson, propietaria del fundo Alico, ubicado en San Fabián de Alico, siniestrado el 4 de abril de 2010.

La sentencia de la Primera Sala ratifica la responsabilidad de la empresa por la falta de mantención de la faja del tendido eléctrico que atraviesa un predio aledaño al terreno quemado, y que provocó el incendio que afectó a más de 6.200 hectáreas, incluido el fundo de la demandante.

[Suprema envía a Senado informe sobre proyecto que regula manejo de bosques colindantes a zonas urbanas]