(El Mercurio) La entrada de Acciona Energía al mercado chileno ha sido tímida. La central eólica Punta Palmeras, de 45 MW y que vende energía a Colbún, es su primera iniciativa, además de otras que ha construido pero que no son de su propiedad.

Ahora entra de lleno al desarrollo y operación de centrales. Al 2022, la compañía prevé contar con 1.000 MW de capacidad renovable instalada, comenta José Ignacio Escobar, gerente general de Acciona Energía en el país. De esos, prevé que 800 MW se expliquen por fuentes eólicas y fotovoltaicas, y el resto por otro tipo de energías, afirma.

La empresa de origen español tiene experiencia en todas las tecnologías renovables, pero Escobar asegura que ven la energía hidráulica como un buen complemento porque permite generar en horas que no hay sol o viento. “Acciona es conservadora y vamos paso a paso, pero las oportunidades están más por el lado de la compra de activos muy maduros que ya están operando, más que por el desarrollo de iniciativas propias”, puntualiza. Eso sí, advierte que miran alternativas hidráulicas de hasta 20 MW, para que sean consideradas Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

[Tres ministros confirman presencia en apertura de Feria Expo Apemec 2015]

La entrada a este negocio tiene como objetivo diversificar el portafolio de la empresa para permitirles manejar mejor los riesgos, dice Escobar.

Acciona se adjudicó 600 GWh anuales en las licitaciones de suministro eléctrico de 2014, lo que significa que deberán instalar una potencia de 250 MW e invertir cerca de US$ 600 millones hasta principios de 2018, cuando comienza a regir el contrato. Hoy manejan una serie de proyectos que aún están en evaluación y que se encuentran entre la Región de Atacama y Los Lagos, pero a fines de año comenzarán a construir una planta fotovoltaica de 190 MW cerca de Vallenar: El Romero Solar.

El ejecutivo adelanta que participarán en las licitaciones de 2016, con lo que esperan impulsar otra cartera de proyectos que suma 300 MW. “En Chile hemos potenciado lo eólico y solar porque son las dos tecnologías más fáciles de instalar, pero sin duda vamos a evaluar si hay oportunidades en otras fuentes”, advierte Escobar.

Renovables dan certeza de precios

El fuerte impulso de las ERNC en el último tiempo en el país ha generado una serie de críticas entre algunos actores por la intermitencia del suministro de energía.

“Se nos ataca mucho por la intermitencia en la producción, pero se habla poco de nuestra certeza de precios”, advierte Escobar, y añade que el cliente puede tener confianza que el precio que entregan las renovables será el mismo durante el periodo que dura el contrato. Lo anterior, no pasa con las energías convencionales puesto que el precio de los combustibles vienen indexados a las tarifas, lo que explica el alza sustantiva de las cuentas en los últimos años, afirma el gerente general de Acciona Energía.

“Desde mi punto de vista la energía de base es la que primero se despacha, y esa es la renovable. Las térmicas son complementarias (…) El operador está cambiando de mentalidad, ahora la renovable será la base de este país”, enfatiza José Ignacio Escobar. Agrega que en el país este tipo de energía ha despegado de forma importante en los últimos años por los cambios regulatorios y la reducción de los costos de estas tecnologías, entre otros.

En Latinoamérica, actualmente Acciona Energía tiene puesto fuerte el foco en México, Brasil y Chile. Eso sí, Escobar comenta que están evaluando entrar en otros mercados.