En el marco del seminario “Combustibles Fósiles: Shale Gas, GNL, Petróleo y Carbón”, organizado por el Colegio de Ingenieros de Chile, Jorge Moreno, consultor en Inodú, se refirió a la relevancia y los beneficios de que las centrales termoeléctricas procuren utilizar de manera sustentable el recurso hídrico en sus procesos, destacando que existen 33 unidades a vapor instaladas en Chile, 28 de las cuales se ubican en el borde costero.

El especialista explicó que existen diferentes configuraciones de sistemas de captación de agua, las que depende de factores como la disponibilidad del recurso, layout de la planta, condiciones climáticas, y constructibilidad, entre otros aspectos. Agregó que además, en el caso particular de Chile se produce una variable geográfica vinculada a la altura entre la orilla del mar y la ubicación de la planta, por lo cual el proyecto también deberá considerar sistemas de bombeo.

Junto a lo anterior, advirtió que la disponibilidad y el uso de agua para enfriamiento tienen importantes implicancias en los requerimientos de diseño y desempeño operacional de la turbina a vapor.

[Endesa contemplaría construir centrales térmicas en Mejillones y Caldera]

Complementando sus dichos, se refirió a la relevancia de elegir con cuidado la turbina y los sistemas de enfriamiento, resaltando que la eficiencia de la central generadora se vincula con la tecnología de enfriamiento que incorpore y la forma como se utilice el recurso hídrico.

En ese contexto, Jorge Moreno manifestó que la cantidad de agua requerida dependerá del tamaño de la central, su eficiencia y el tipo de sistema de enfriamiento, advirtiendo que usar un menor volumen hídrico impactará en la temperatura del efluente.

Además, respecto a los impactos que puede provocar la captación de agua, manifestó que sistemas de protección diseñados, mantenidos y operados adecuadamente contribuyen a reducir los efectos de atrapamiento y arrastre.

Multipropósito

En el marco de su exposición, Jorge Moreno destacó que el calor que genera el proceso termoelectrico podría ser usado para subir la temperatura del agua, de manera de facilitar su desalinizacion posterior, configurándose de esta manera sistemas multipropósito.