(Pulso) Con un monto de $7.643.355 millones en el primer trimestre del año, las empresas del retail superaron en $718.567 millones los ingresos de las compañías del sector de recursos naturales, las que sumaron $6.924.788 millones en ventas en el periodo.

Todo, luego de que en marzo de 2014 la diferencia fuera de $1.072.297 millones a favor de las empresas relacionadas con materias primas.

La mejora en el retail se grafica en un incremento de 8,44% en doce meses para el sector, que se explica, en parte, por el alza en las ventas de Falabella (+13,55%), Walmart Chile (+10,46%) y Cencosud (+6,53%).

De todos modos, en el mercado destacan que el mayor impulso para el sector ha estado en el fuerte crecimiento de la superficie de venta más que en un aumento de ventas en cada tienda.

La situación de recursos naturales, que además anotó una de las mayores caídas en el trimestre (-14,73%), se explica por la disminución en las ventas de SQM (-27,44%), CAP (-24,26%), Empresas Copec (-22%) y Codelco (-12,82%). Todo ello, en un contexto de baja en el precio internacional de los commodities.

Las aseguradoras de vida, en tanto, escalaron un 12,69%, mientras que alimentos y viñas avanzaron un 10,89%.

En el caso del sector energía, donde los ingresos disminuyeron un 12,72%, sólo Enersis tuvo un incremento respecto al año anterior, que fue de 15,91%; en Enap  se redujeron un 35,57%.

En transportes y puertos, por otra parte, las ventas cayeron  un 11,25%.

En tanto, en una tendencia que se mantiene desde 2011, AntarChile y su filial Empresas Copec siguen ocupando el primer y segundo lugar en ingresos, respectivamente, pese a que ambas presentaron caídas en doce meses. Incluso, los ingresos de AntarChile se contrajeron en $829.358 millones.

El tercer lugar, en tanto, lo ocupa Cencosud desde 2012.

Con todo, miradas como grupos, las sociedades ligadas a las familias Angelini, Matte y Luksic son las que tuvieron mayores ingresos; sin embargo, las tres los frente a marzo 2014, en 14,21%, 3,88% y 2,37%, respectivamente. Pero fueron las empresas estatales  las que tuvieron el peor desempeño comparativo, al disminuir sus ventas en 20,45% en el primer trimestre.