(Pulso) El próximo 18 de mayo el Banco Central entregará las cifras del primer trimestre de 2015. Y todo indica que la inversión seguirá en terreno negativo, sin embargo, esta tendencia podría estar llegando a su fin y comenzar a frenar su caída o bien mostrar un leve repunte. Esto, debido a que las importaciones de bienes de capital-indicador predictor del comportamiento de la inversión-bajaron su ritmo de caída en abril, registrando una contracción de 3% al totalizar compras por US$976 millones, lo que se compara con el descenso de 16% en marzo (US$888 millones) y de 9,6%  del primer trimestre.

[Exportaciones mineras se reducen un 12,7% en 1° tercio de 2015]

Erik Haindl, académico de la Universidad Gabriela Mistral, sostuvo que “el hecho de que la caída sea más lenta, nos indica que nos estamos acercando al punto de inflexión”.  Agregó que “en mayo y junio ya deberíamos comenzar a ver cifras más cercanas a 0 y levemente positivas de las importaciones de bienes de capital, lo que podría llevar a que la inversión muestre mejores perspectivas hacia el segundo trimestre”, señaló.

Alejandro Alarcón, economista de la Universidad de Chile, aseveró que “con estas cifras queda un poco más claro que  la inversión dejó de caer, pero sigue bastante floja. Para el segundo trimestre la inversión puede comenzar a mostrar mejores registros cercanos a 0 o bien positivos”.

Por su parte, Felipe Alarcón de Euroamerica, subrayó que si bien las cifras muestran que se detuvo la caída “no hay señales de repunte, ya que por lo demás nos estamos comparando con bases de datos poco exigentes”.  El experto espera que la inversión registre una leve caída en el primer trimestre, para luego en el segundo mostrar una leve recuperación.

El gerente de estudios de Gemines, Alejandro Fernández  tuvo una mirada más pesimista: “La cifra de abril es mala, si bien la caída es menor que marzo, en febrero hubo una alza en las importaciones de bienes de capital”. Agregó que “ahora de lo único que podemos estar seguros es que la inversión cayó en el primer trimestre en torno a 8% y que está partiendo mal el segundo trimestre, por lo que podríamos ver una caída cercana 3%”. Para Fernández, mejores cifras se comenzarán a ver recién hacia el segundo semestre.

Consumo

Las importaciones de consumo, en tanto, tampoco muestran señal de repunte, ya que cayeron 12% al totalizar US$1.421 millones, mientras que la compras de bienes durables retrocedieron 13% (US$648 millones) y bienes intermedios tuvieron una disminución de 23%.

En el mes, la balanza comercial anotó un saldo positivo de US$ 1.150 millones, al registrar exportaciones  por US$5.964 millones e importaciones por US$4.813 millones. Ambas variables anotaron caídas de 10,2% y 17,4% respectivamente.

Perspectivas

Para abril los economistas proyectan un Imacec entre 1,5% y 2,5%, mientras que en su informe trimestral BBVA recortó su crecimiento para el año de 3% a 2,9%, pero con un riesgo a la baja debido a  “una tardía recuperación de las expectativas y, consecuentemente, de la inversión privada como respuesta al escenario reformista”. Para el consumo privado, BBVA estimó  un crecimiento levemente superior a 2%.  La inversión, en tanto, se mantendrá deprimida, y por ello proyectan una leve contracción de 0,4% en el año. Para la inflación prevén que se ubicará en 2,9% a diciembre, y sitúan la tasa de interés en 3% durante 2015.