(Diario Financiero) Un cambio de tendencia se ha visto en los últimos meses en las fusiones y adquisiciones (M&A, por su sigla en inglés) en el país.

Según un análisis realizado por Banmerchant, en la actualidad las empresas locales están más dispuestas a desprenderse de sus negocios y como contraparte los ojos de inversionistas extranjeros están puestos con interés en Chile.

Además de las grandes firmas, donde la mayoría está en manos de capitales multinacionales, hoy empresas medianas o familiares, con ventas entre US$ 10 millones y US$ 100 millones, aproximadamente, han comenzado a aceptar ofertas.

«Hace dos años nadie quería vender y todos estaban concentrados en su negocio y su rentabilidad, sobre la base de una tasa de crecimiento del 5%, lo que reflejaba una posición bastante cómoda y pasiva», explicó el socio y director ejecutivo de Banmerchant Asesoría Financiera, Rafael Wilhelm.

Sin embargo, esa realidad cambió. De hecho, en lo que va del año se han cerrado transacciones por
US$ 1.200 millones, repartidos en 19 operaciones. Y aunque el año pasado el monto por este concepto fue superior, con US$ 15.000 millones en M&A, la cifra estuvo marcada por grandes negocios como las ventas de CFR, en US$ 2.900 millones; CGE por US$ 3.177 millones, y la minera Candelaria de Freeport por US$ 1.800 millones.

Hoy, dijo Wilhelm, hay un nuevo escenario que mezcla un dólar más fortalecido, que estimula el arribo porque favorece el ticket de entrada al país, y un ambiente de negocios con diferencias importantes entre la visión entre el inversionista nacional y el extranjero.

«Los inversionistas de afuera no tienen la misma visión que los nacionales, que están más pesimistas por todo lo que está pasando», comentó, aunque añadió que es pronto para evaluar el efecto de los últimos anuncios, que incluyen el nuevo énfasis que se dio a la reforma constitucional.

De todos modos, agregó que dado el horizonte de largo plazo de estas operaciones, muchas veces la coyuntura queda sobrepasada.

[Propuesta de Enel de dividir activos en Chile crea incertidumbre]

Mayor disponibilidad

El ejecutivo detalló que Banmerchant, que entre otras cosas asesora este tipo de transacciones, ha recibido más mandatos que en 2014 para buscar opciones de transacción y según lo que han visto, los capitales provienen de Europa y Norteamérica, los cuales miran las áreas industrial, de servicios, seguridad y alimentos.

«Chile es un mercado consolidado, por lo que los inversionistas buscan una empresa estratégica, que tenga una cuota de mercado para luego seguir desarrollándola», dijo.

Esto justamente se logra en empresas medianas o familiares, que quizás sin tener la mayor participación de mercado, son actores relevantes. Y dado que ahora estos últimos han visto deteriorada su visión de desarrollo del país, están dispuestos a evaluar ofertas.

A la vez, ya que las perspectivas de crecimiento son más acotadas, los extranjeros ven espacio para discutir, por ejemplo, las expectativas de crecimiento del negocio u otros tópicos.

A esto se suma el componente, precisó, que dado que el país ingresó a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los datos son comparables, lo que permite tener referencias con otras naciones, lo que ayuda la toma de decisiones.

Sin embargo, estas transacciones han mostrado otra realidad. Una vez que se concreta la operación, el vendedor nacional vuelve a diversificar su portafolio y, por lo que se ha visto hasta el momento, es que ellos están apostando por otros mercados internacionales.

Transacciones emblemáticas

CGE a manos de GNF Una de las pocas eléctricas de capitales nacionales, la Compañía General de Electricidad (CGE), fue adquirida por la catalana Gas Natural Fenosa, en una transacción que superó los US 3.000 millones, desarrollada a fines del año pasado.

Marine Harvest Chile y AquaChile Ambas empresas firmaron un acuerdo de entendimiento que contempla la fusión por incorporación de la primera en AquaChile, quedando AquaChile con el 57,2% y Marine Harvest el 42,8% restantes. También este año destacan las consolidaciones en el sector de casinos donde Dreams suscribió un inicio de acuerdo con la sudafricana Sun International para fusionar la operación en Latinoamérica. Pronto debería cerrarse, además, la venta de Aguas Antofagasta (Antofagasta plc) al Grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM). Ésta última no fue considerada en el monto indicado.