(La Tercera) Y la manera de repuntar, según el Fondo Monetario Internacional, es con reformas estructurales que aumenten la productividad y terminen con los cuellos de botella en infraestructura, elevando el PIB potencial de las economías del bloque, declaró ayer en Santiago el director del departamento Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner.

El Fondo prevé que Chile crezca 2,7% en 2015, un salto de casi un punto respecto del 1,8% de 2014, mientras que Perú pasaría de 2,4% a 3,8%. Una de las razones, dijo, es que el ajuste en ambos países, y en Chile en particular, comenzó antes que en el resto de la región.

[Presidente de Enersis: América Latina es el principal centro de crecimiento para Enel]

En la presentación, Roberto Cardarelli, jefe de la misión del FMI para Chile, estimó que el deterioro de la inversión que ha experimentado Chile responde a la caída en los precios de los commodities y a la depreciación del peso. Hay también un efecto relativo a la confianza de los privados dijo,“pero las reformas son necesarias porque van en la dirección correcta de mejorar el capital humano y la infraestructura”, resaltó Cardarelli.