Con un potencial de al menos 3.500 MW, “el país no genera un sólo MW a partir de ella”, relató José Manuel Soffia, presidente del Consejo Geotérmico de Chile (CGCh) en el marco de Exploration Forum 2015, organizado por el Grupo Editorial Editec y Cesco.

Desde el Consejo Geotérmico aseguran que “la geotermia en Chile vive una paradoja”. Pese a ser una energía limpia, autóctona y con el mayor factor de planta dentro de las ERNC la capacidad instalada es nula. Y eso que la energía geotérmica no ha dejado de crecer en términos de generación a nivel mundial: “Se espera que en 2017 haya sobre 13.000 MW instalados”.

Según Soffia la energía no convencional tiene un valor estratégico de seguridad y calidad en el suministro. Hasta la fecha, la industria geotérmica ha invertido más de US$300 millones en actividades de exploración desde año 2000. En este sentido, el presidente del CGCh recalcó uno de los puntos en contra de la exploración geotérmica: “no es replicable en un país lo que se hace en otro”.

Entre las complejidades que enfrentan el sector, el ejecutivo destacó las siguientes:

  • Alto costo de capital necesario para reducir el riesgo de exploración.
  • Carencia de un mercado activo y competitivo de servicios de perforación.
  • Imposibilidad de suscribir contratos de energía (PPA) en condiciones de flexibilidad.
  • Dificultad para interconectarse a las líneas de transmisión y subtransmisión.

En esa línea,Soffia estableció una serie de propuestas para destrabar el negocio. El presidente del Consejo pidió permitir el acceso al mercado mediante licitación de bloques de energía (PPA), mitigar el riesgo exploratorio mediante seguros a pozos fallidos, desarrollar programas de mitigación de riesgos, mejorar las fallas de coordinación sobre todo en cuestión de servicios y avanzar en las condiciones económicas de la inversión exploratoria mediante exención de impuestos, devolución temprana del IVA o el tratamiento especial de importación de equipos.

[Enap y Geopark comparten con mineros sobre exploración]

Proceso de exploración en geotermia

Durante el mismo panel, el gerente general de Enel Green Power Chile, Salvatore Bernabei, concordó en que la tecnología geotérmica “es madura” dada su historia en 24 países en cinco continentes. Además, las ventajas medioambientales y el alto factor de planta (sobre 90%) han hecho que “la producción a nivel mundial siempre haya sido creciente”. Pero Bernabei quiso detallar el proceso “largo y caro” de exploraciones por las que una instalación geotérmica debe pasar.

En total se puede tardar más de 8 años en completar las fases:

  • Exploración superficial – Coste entre US$1 y US$2 millones.
  • Exploración profunda – Coste entre US$10 y US$30 millones.
  • Ingeniería y Construcción- Coste de unos US$3,9 millones.
  • Operación.

“Vamos progresando poco a poco”, apuntó Bernabei sobre la experiencia de Enel Green Power en Chile a nivel geotérmico. Desde 2005, la compañía se encuentra en una joint venturo junto con Enap, aunque el ejecutivo comentó varios puntos que se podrían mejorar en el sector como consorcios sobre servicios, certezas de tiempos, devolución anticipada del IVA y una regulación que desinfle la especulación.

[Analizan impacto de las reformas sobre la exploración en Chile]