En el día de la mujer destacamos a Paula Recabarren, la primer mujer profesional en Chile en estar a cargo de un proyecto energético. Paula es ingeniera civil de Colbún, la que tomó las riendas del proyecto hidroeléctrico San Clemente, de 5,6 MW, siendo un ejemplo de política de oportunidades en un sector donde la presencia masculina es dominante.

Justamente, uno de los principales desafíos con lo que se encontró Paula fue el aspecto cultural, donde los trabajadores que tuvo a cargo estaban acostumbrados a recibir instrucciones por parte de sus pares. “Por el hecho de ser mujer cuesta validarse frente a un grupo de hombres, además de que otra cosa relevante es la diferencia de edad, con personas que están acostumbradas a hacer de una manera las cosas, pero lo más relevante fue escuchar e intervenir cuando era necesario, fui una facilitadora para este proyecto”, afirma Recabarren.

La ejecutiva tuvo a 300 personas bajo su responsabilidad en la ejecución del proyecto eléctrico, razón por la cual dijo a Revista ELECTRICIDAD que el rol femenino en la ingeniería es igual de relevante que el que realizan los hombres.

“La mujer tiene un rol muy importante en el área de la ingeniería dura porque tiene una visión distinta al del hombre. Si estas en un equipo, viendo temas duros, es siempre tener una diversidad de género, con nuevas ideas y más amplias, para solucionar temas de habilidades blandas”, señaló Recabarren.

[Enersis premió a 12 mujeres destacadas en el quehacer nacional]