Además de coches eléctricos de lujo, la compañía estadounidense Tesla tiene entre manos el desarrollo de un producto que puede cambiar todas las reglas conocidas del sector energético.

Hace algunas semanas, el presidente ejecutivo de la empresa, Elon Musk, dijo que los diseños para una batería casera o industrial estarán listos en uno o dos meses. De hecho, el timonel de Tesla comentó que la producción masiva de la famosa batería podría comenzar antes de que acabe el año.

“Es buenísimo, estoy realmente emocionado por ello”, añade Musk, que todavía no informa del precio que tendrá el desarrollo. Sin embargo, si la tecnología de carga y acumulación funciona, supondrá un ahorro energético para muchos. La mezcla de estas baterías con los cada vez más accesibles paneles solares implicará una facilidad desconocida a la hora de generar y conservar energía desde casa.

El almacenamiento de la ERNC es, por el momento, la mayor pega para los consumidores que quieren autosuministrarse energía, según comenta el Washington Post. Pero cuando las baterías de Tesla estén a la venta, aquellos privilegiados que se la puedan comprar, podrán independizarse de sus compañías.

Otros temas relacionados que te pueden interesar:
Torre Wardenclyffe: El proyecto de Tesla que quieren retomar dos físicos rusos
Apple podría seguir a Google en el desarrollo de vehículos eléctricos
Tesla apuesta por baterías para los hogares y pone presión sobre la red eléctrica tradicional