Según publicó El Mundo, la compañía británica Tidal Lagoon Power ha presentado el mayor proyecto del mundo para aprovechar la energía de las mareas, con la creación de seis lagunas artificiales y la creación de diques con turbinas que serían capaces de generar hasta el 8% de la energía del Reino Unido.

El proyecto inicial se llevaría a cabo en la bahía de Swansea en Gales e implicaría la construcción de un muelle multiuso de más de dos kilómetros de largo donde irían incorporadas las turbinas, que se activarían con las crecidas y las retiradas de las mareas.

El proyecto, presupuestado en 1.200 millones de euros, generaría electricidad para abastecer a 155.000 hogares y satisfacer más de la mitad de la demanda energética de una ciudad del tamaño de Swansea. Además, Tidal Lagoon Power ha desarrollado proyectos similares para otros tres emplazamientos en Gales y dos más en Inglaterra (Somerset y Cumbria).

El secretario de Energía Ed Davey ha dado su apoyo personal al proyecto y se ha comprometido a buscar financiación pública y privada. “Aunque el coste de la infraestructura es muy elevado, la energía se produciría de una manera muy barata y con emisiones cero”, ha destacado.

La tecnología usada por Tidal Lagoon Power es muy superior en escala a todos los proyectos existentes de energía marina y aprovecha gran parte de la tecnología existente para la generación de energía hidroeléctrica. “En Gales tenemos fabulosos recursos naturales, gracias a la peculiar danza entre la Luna y la Tierra”, ha declarado el director de la empresa. “La inversión inicial que requieren estos proyectos es muy fuerte, pero la ganancia a largo plazo es impagable”.

Energía marina en Chile

Una delegación de especialistas chilenos viajó a la provincia de Nova Scotia, en Canadá, para participar en la Conferencia Internacional de Energía Marina, ICOE. Dentro de este grupo se encontró Paul Griffiths, presidente de la Asociación Chilena de Energía Marina (Ademar), quien en conversación con Revista ELECTRICIDAD asegura que la energía marina, especialmente la undimotriz (generada por las olas) tiene un enorme potencial en nuestros 6.345 kilómetros de costa.

La asociación que representa se formó hace cuatro años tras participar en una misión a Escocia y hoy cuenta con una veintena de socios que representan a toda la cadena de valor que involucra a estas tecnologías, es decir, participan empresas eléctricas, desarrolladores de proyectos, servicios portuarios, servicio marítimos, talleres y grandes embarcaciones.

Revise la entrevista completa a Paul Griffiths aquí.